La carne cultivada en laboratorio empezará a ser comercializada en Singapur, que será el primer país en hacerlo.

La compañía estadounidense Eat Just va a empezar a comercializar bocaditos de pollo elaborados con carne cultivada en laboratorio según una nota de prensa de la agencia Reuters. Así Singapur se convertirá en el primer país en vender esta carne limpia, ya que no proviene de animales sacrificados.

Singapur, primer país en aceptar la carne elaborada en laboratorio

La aprobación de que la carne hecha en laboratorio está apta para comer ha sido elaborada por la agencia de Seguridad Alimenticia de Singapur, que realizado un amplio análisis de ella. Está decisión puede suponer una auténtica revolución en la industria alimenticia según los expertos de este sector.

En nuestro anterior Future Trends Forum sobre la Comida del Futuro Lou Cooperhouse, presidente y CEO de BlueNalu y pionero en agricultura celular, y Mark Post, CSO de Mosa Meat, creador de la primera hamburguesa de laboratorio en 2013, compartieron en esta conferencia sus casos de éxitos con productos del mar y cárnicos. Conoce más de lo que se habló en este encuentro de expertos en el sector alimenticio en nuestro informe de la Comida del Futuro.

“Los análisis han demostrado que el pollo cultivado contiene más proteínas, aminoácidos, alto contenido en grasas monosaturadas saludables y es una fuente rica en minerales. Es una carne limpia, saludable, nutricional y segura”, destaca el comunicado de la empresa Eat Just.

La compañía estadounidense venderá esté producto elaborado en laboratorio a precio de pollo premium, y va a apostar fuerte por él ya que quiere abrir un restaurante en Singapur y una fábrica.

Eat Just asegura que este producto de carne de pollo animal es muy saludable y sostenible, y que sus científicos han trabajado en él durante los últimos meses. Esta alternativa ha surgido debido a la mayor preocupación por el bienestar animal y el medioambiente.

Agricultura celular

La agricultura celular es la generación de productos agrícolas, concretamente tejidos animales, a partir del cultivo y desarrollo de células, destinados a la alimentación humana sin la cría ni el sacrificio de ningún animal. Se utilizan las mismas técnicas de laboratorio que actualmente se utilizan para crear órganos artificiales para su trasplante a partir de células madre.

Los científicos aseguran que son alimentos que se obtienen en el laboratorio, después de complejos procesos tecnológicos con células que provienen de los propios animales originales. Entre sus potenciales beneficios, además de reducir los costes económicos y medioambientales, está mejorar el sabor, aspecto, incluso incrementar el valor nutricional, pero siempre siendo fieles al producto original.

Algunos visionarios auguraban que en 2021 este tipo de productos basados en agricultura celular, estarían en las estanterías de nuestros supermercados, y es cierto que en los últimos años se ha incrementado el número de empresas que dedican su capital, tiempo y esfuerzo a sustituir la carne de la industria ganadera por otra más sostenible y que no conlleve la muerte de animales. Y de momento Singapur ha dado el primer paso para la venta de este producto elaborado en laboratorio.

¿Aprobarán pronto otros países esta carne?

Más en nuestra web