​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 14 Dic 2018

Las ciudades deben ser laboratorios donde impulsar las mejoras de esta era

Quizá las regiones y las ciudades son nuestra mejor esperanza para perseguir los ideales de sostenibilidad, igualdad de oportunidades y prosperidad inclusiva.

La reunión del Future Trends Forum sobre Ciudades Disruptivas tuvo lugar en un momento de preocupación e inseguridad por el gobierno nacional y la cooperación internacional. Hace una generación, con la caída del imperio soviético y una mayor integración de Europa, y tras el surgimiento de gobiernos democráticos en Asia, Latinoamérica y algunas zonas de África, se asumió la creencia generalizada de que los estándares internacionales promoverían una cooperación cada vez mayor. Igualmente, se esperaba que se siguiera el mismo ejemplo a nivel local, regional y nacional.

Sin embargo, en la última década, la cooperación internacional se ha debilitado en muchos ámbitos: en el comercio, los estándares y cooperación medioambientales, el control de armas, la justicia, y la postura acerca de la migración y los refugiados. Las políticas domésticas en el mundo democrático se han vuelto cínicas y “populistas”, en el mejor de los casos, y racistas y divisorias en el peor. Ante estas circunstancias, quizá las regiones y las ciudades son nuestra mejor esperanza para perseguir los ideales de sostenibilidad, igualdad de oportunidades y prosperidad inclusiva a los que ha aspirado el capitalismo democrático occidental durante los últimos 50 años.

En los años 30, durante un periodo en que el gobierno de EE.UU. se encontraba en crisis, el renombrado juez del Tribunal Supremo Louis Brandeis dijo que los estados de EE.UU. podían funcionar como “laboratorios de la democracia”, lo que en la práctica implicaba una reforma económica y política. El argumento de esta conferencia y los artículos resultantes de esta es que tanto ciudades como regiones pueden y deben ser los laboratorios modernos para impulsar las mejoras democráticas de esta era: la sostenibilidad medioambiental, unos diseños urbanos que promuevan el crecimiento empresarial y la salud física, la felicidad de las familias, y unas comunidades vitales.

La gran división de las últimas décadas se ha presentado como una brecha entre el este y el oeste, entre el norte y el sur, entre el incipiente modelo asiático y el concepto de capitalismo liberal democrático de Europa y Norteamérica. En los años venideros, este instructivo contraste quizá se dé entre unas políticas nacionales en crisis por todo el mundo y unas alternativas locales y regionales más prósperas e ingeniosas.

El informe “Ciudades Disruptivas” explora el alcance que pueden llegar a tener estos ejemplos locales. Puedes descargarla haciendo click aquí.

Artículos relacionados

Más en nuestra web