​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Akademia 21 Jun 2018

La mejor universidad del mundo, líder en innovación y disrupción

Si por algo destaca el MIT es precisamente por eso: por ser una institución cuya bandera es no ya la innovación, sino la disrupción.

Lo ha vuelto a lograr. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en EE.UU.) ha sido elegido de nuevo como la universidad número uno del mundo para el curso 2018/2019 por el Quacquarelli Symonds World University Rankings. Lo fue también el año pasado, y el anterior, y el anterior… Hasta siete veces ha alcanzado esta posición en el ranking de universidades.

Este año han sido 12 áreas las que lidera esta prestigiosa institución: arquitectura / entorno urbanístico; lingüística; informática y sistemas de información; ingeniería química; ingeniería civil y estructural; ingeniería eléctrica y electrónica; ingeniería mecánica, aeronáutica y de manufactura; química; ciencia de los materiales; matemáticas; física y astronomía, y economía.

mit

MIT © Christopher Harting

En multitud de estas áreas y en sus correspondientes departamentos trabajan científicos españoles, investigando y dando clase como docentes. Es el caso de Luis Alonso, Eduardo Castelló, Francisco Martín-Martínez, Antonio Torralba y de tantos otros. Gran parte de ellos trabaja en el MIT Media Lab, el laboratorio de innovación de esta universidad, que podría definirse como el laboratorio de innovación del mundo. En él se está construyendo el futuro, la vanguardia tecnológica y digital con visión científica, social, cultural, artística, de diseño, experimental.

Innovación. Disrupción. Desobediencia

Si por algo destaca el MIT es precisamente por eso: por ser una institución cuya bandera es no ya la innovación, sino la disrupción. El MIT Media Lab va un paso más allá y pide a sus alumnos e investigadores una “desobediencia responsable”. El año pasado, por primera vez en su historia, concedió 250.000 dólares (unos 223.000 euros) al proyecto que mejor cumplía la “desobediencia responsable”.

El propósito de este premio es “destacar la desobediencia efectiva, responsable y ética entre disciplinas” (investigación científica, derechos civiles, libertad de expresión, derechos humanos, y la libertad de innovar, por ejemplo). El director del MIT Media Lab y creador del premio - Joi Ito- lo explica en este vídeo:

Video: MIT Media Lab

Con ello, el MIT Media Lab pretende concienciar y apoyar el trabajo en este sentido, bajo las condiciones de impacto positivo en la sociedad y de otros principios clave como la no violencia, la creatividad, el coraje o la responsabilidad de las propias acciones. Asimismo, es una vía que busca promover modelos a seguir para los más jóvenes.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Longevidad

    En esta tendencia, nuestros expertos analizan las principales consecuencias del envejecimiento de la población para la empresa y la sociedad, así como las oportunidades que aporta para la innovación.

  • Naohiro Ogawa
    Naohiro Ogawa

    Asesor de Investigación, Instituto de Investigació... en Universidad de Nihon