​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

¿Eres de los que quiere buscarse socios para emprender? ¿O prefieres viajar en solitario?

Ya ha pasado un tiempo desde la primera vez que empezaste a darle vueltas a la idea de emprender. Finalmente, te has decidido: estás listo para montar una empresa y este es tu mejor momento personal y profesional para hacerlo.

Pero, alto, antes debes hacerte una pregunta: ¿vas a hacerlo solo acompañado? Tómate unos minutos para reflexionar esto.

Emprender solo

Pongamos que has decidido hacerlo todo por tu cuenta. ¡Enhorabuena! Ahora todo depende de ti: entrarás en tu fase más creativa, además de que podrás tomar decisiones por ti solo, sin necesitar el visto bueno de tu socio. Al final, en definitiva, tu startup podrá caminar de manera mucho más ágil, ya que te evitarás la ‘burocracia’ interna con los posibles socios con los que te hayas aliado.

Pero ojo, que esto tiene su reverso negativo. Si estás caminando tú solo, ¿quién es el socio que te complementa? Vale, acabarás teniendo empleados que lo hagas, pero, ¿de verdad vas a hacerlo todo tú solo al principio? ¿Tan completo eres? Cuando vayas a ver a inversores, ¿no crees que les gustaría ver a otro socio que tenga un perfil complementario al tuyo?

Y te olvidas lo más importante: la soledad. Si triunfas, el mérito será tuyo al 100%, pero en los momentos más duros (que los habrá, no lo dudes), la angustia, el estrés, el miedo y el pesimismo serán platos de un único comensal.

Emprender acompañado

Bueno, empezamos bien. Para empezar, lo más lógico es que hayas elegido a un socio que de un modo u otro te complemente. Porque emprender con tu amigo del alma puede estar bien (y hay ejemplos de los más exitosos), pero en principio cabe esperar que vayas de la mano con alguien que tenga un perfil distinto al tuyo. Sobre todo si vas a buscar financiación, a los inversores les gustará ver esa dinámica de equipo.

¿Esto tiene inconvenientes? Claro, y ya te los imaginas: las decisiones tendrán que ser consensuadas. Y esto no será un problema en el 90% de las ocasiones, pero piensa en el 10% restante: ¿acabará mermando eso la velocidad de tu compañía a la hora de ir creciendo y tomando decisiones?

El debate está servido, y eres tú el que debe elegir: ¿vas a emprender solo o acompañado?

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Modelos de negocio disruptivos

    En los últimos años estamos asistiendo a una aceleración radical de la innovación y la creación de nuevos modelos de negocio gracias al desarrollo tecnológico. Esta tendencia explorará qué nuevos modelos de negocio generarán las nueva generación de tecnologías disruptivas como la Inteligencia artificial, el Blockchains, la robotica, etc.

  • Jong Lok Yoon
    Jong Lok Yoon

    Vicepresidente Ejecutivo Seniot en Growing Business Group, KT