​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Las épocas de crisis suelen afectar de forma negativa a la mayor parte de los proyectos empresariales. Sin embargo, algunos factores también pueden generar ventanas de oportunidad para nuevas startups.

La pandemia del COVID-19 ha impactado en nuestra realidad cotidiana, también en el ámbito empresarial y económico, de manera dramática. Sus efectos se han dejado notar en multitud de elementos, desde la organización del trabajo hasta las pautas de relación con los compañeros, sin olvidar la consolidación de nuevas tecnologías, como demuestra el incremento de empresas que han optado por el teletrabajo. Otras consecuencias han sido más traumáticas, como el hecho de que muchas compañías, autónomos o emprendedores han tenido que abandonar sus negocios o proyectos, sin haber podido hacer nada para paliar los duros golpes que ha significado esta crisis sanitaria. Sin embargo, no se puede obviar que otros negocios no solo están sobreviviendo, sino que se están consolidando, a pesar del contexto o, quizás, gracias a él.

Es por ello que aunque pueda parecer una auténtica locura, existen motivos para creer que, a pesar de todo, la actual situación puede generar nuevas oportunidades y una situación favorable para la creación de una nueva startups.

A continuación, señalamos algunos de los factores que se pueden aprovechar en para avanzar en el desarrollo de nuevos proyectos:

  1. El tiempo a tu favor. El hecho de que muchas personas estén trabajando desde casa así como que hayamos reducido nuestra vida social, son dos factores que han hecho que tengamos más tiempo. Y, con más tiempo, aumenta la posibilidad de iniciar nuevos proyectos. Esto permite disponer de un extra de tiempo que hasta ahora se dedicaban a otras cosas, probablemente más divertidas, sí, pero seguramente menos provechosas. Quizás es el momento de utilizar ese tiempo que antes pasábamos con nuestros amigos tomando un vermú en comenzar a desarrollar nuestra startup, con tareas como redactar su plan de negocios, realizar investigaciones competitivas o crear un sitio web.
  2. Superar una prueba de fuego. Otra ventaja que podemos encontrar si nos ponemos manos a la obra para desarrollar nuestra startup en una etapa de crisis, es que si logramos que salga adelante, es muy probable pueda soportar otras crisis y situaciones de estrés en el futuro. Evidentemente, desarrollar proyectos en etapas donde las dificultades son mayores, es un una situación perfecta para encontrar y trabajar en fórmulas creativas que permitan aumentar la eficiencia y reducir o eliminar los aspectos más ineficientes. 
  3. Las tasas de interés son más bajas. Un factor que se repite de forma generalizada cuando se dan situaciones de crisis es la caída de los tipos de interés. En un escenario de estas características, las startups pueden aprovecharse de una financiación barata, lo que, al fin y al cabo, no significará otra cosa que la posibilidad de aprovechar unas mayores facilidades económicas para lanzar el proyecto.

Pero también existen riesgos

Del mismo modo que podemos encontrar algunos factores positivos que pueden ayudar a que los emprendedores tengan éxito en momentos como este, hay que ser consciente de que también existen riesgos. Por ello, a continuación, exponemos algunos de los inconvenientes que se pueden encontrar en este contexto quienes quieran lanza una nueva startups.

  1. Reducción de los mercados. En épocas de crisis, como la actual, es probable que algunos mercados se contraigan, como consecuencia de una disminución de la demanda de determinados bienes o servicios. En estos casos, la puerta para la entrada a nuevos negocios puede estar cerrada, una situación que puede tardar bastante tiempo en revertirse.
  2. Cierre de otros negocios relacionados. La pandemia y sus efectos económicos puede provocar que muchas empresas y compañías se inclinen por tomar decisiones difíciles, como recortar en plantillas o, incluso, echar el cierre. Esta situación puede crear un clima de desconfianza que puede afectar muy negativamente a la estabilidad emocional que se requiere para superar los obstáculos que se cruzan en el camino de los emprendedores. Además, desde un punto de vista material, el cierre de otros negocios puede dificultar el adecuado funcionamiento de la cadena de suministros que requiere el proyecto.
  3. Mayor competencia en la captación de recursos financieros. Si bien es cierto que a en ocasiones las épocas de crisis pueden facilitar el acceso a los recursos financieros, también lo es que puede aumentar la competencia por ellos, por lo que puede haber menos recursos financieros disponibles para formar su negocio. Además, muchos de los recursos que se ofrecen en épocas de crisis pueden dirigirse solo a proyectos en marcha que hayan demostrado ser suficientemente sólidos en ejercicios anteriores para superar las dificultades.

Si estás pensando en emprender, no te pierdas otros artículos relacionados.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Innovación y Covid-19

    Recopilación de encuesta, webinars y recomendaciones de los expertos del Future Trends Forum sobre el impacto del Covid-19 en nuestra sociedad, y cómo la innovación se presenta como la oportunidad para afrontar esta crisis.

  • Bjarke Ingels
    Bjarke Ingels

    CEO en Big