​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Cada año tiene sus sectores de moda, sus auges y sus caídas. Estos van a ser los que predomimen en España en 2019.

Año nuevo, tendencias nuevas. O quizá tendencias antiguas, pero analizando si han sido capaces de consolidarse, si han mejorado, si ya están presentes también en las grandes empresas, si están más cerca del olvido que otra cosa o si, pese a tener futuro, aún les queda mucho camino por andar.

2019 no es una excepción, así que te traemos las tendencias tecnológicas y emprendedoras que, en nuestra opinión, están llamadas a protagonizar este nuevo año entre las empresas:

1. Big data: Notable

Por suerte, el big data ya no es un término raro que nadie acaba de saber definir, sino que se ha convertido en una tecnología totalmente insertada o incluso en un estándar para según qué sectores: banca, telecomunicaciones, redes sociales o farma recurren a este tipo de herramientas a diario, así que su uso ya está más que consolidado.

2. Inteligencia artificial: Progresa adecuadamente

A la inteligencia artificial le pasa algo similar a lo del big data: ya ha esquivado la época de posible humo y empieza a asentarse. Es cierto que aún tiene cierto camino por recorrer, pero empieza a ser implementada por muchas compañías, tanto grandes como pequeñas, del sector tecnológico. Eso sí, este año tendrá que seguir luchando para que no usen su nombre en vano las startups que dicen usar inteligencia artificial cuando apenas pueden presumir de controlar el big data.

3. Gig economy: Necesita mejorar

Para unos es una bendición y para otros una tortura. La gig economy ha traído consigo una mediana liberalización de varios sectores y una fuente de ingresos adicional para muchos ciudadanos, pero también hay quien considera que este sector precariza todos lo demás. Con toda la polémica, la gig economy dependerá de la regulación para adaptarse, sobrevivir o desaparecer, según las medidas que tome cada startup ante las leyes españolas.

4. Blockchain: Necesita mejorar

Nadie le niega potencial al blockchain, pero parece que aún está lejos de consolidarse. Básicamente por dos motivos: en primer lugar, porque muchos de sus evangelizadores pretenden usarlo para actividades que ya funcionan perfectamente sin blockchain; y en segundo, porque las grandes empresas aún no acaban de depositar en esta tecnología toda su confianza. Aún tiene pendiente pasar el ‘test del humo’, por tanto.

5. Machine learning: Necesita mejorar

Parece una de las tecnologías con mayor potencial de las que podemos conocer, pero su futuro aún es una incógnita. El machine learning en su máxima expresión aún es usado por empresas menos ‘mainstream’, así que, aunque tiene muy buena pinta, aún hay que esperar su evolución.