​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

La gestión de la innovación empresarial es un proyecto que necesita un esfuerzo continuado en el tiempo, pero que cualquier compañía puede conseguir.

La gestión de la innovación en las empresas en ocasiones es un tema complejo ya que las empresas que ya tienen establecidos sus modelos y líneas de negocio son más ejecutoras que innovadoras. Sus esfuerzos se centran más en optimizar sus procesos o productos existentes que en la creación de nuevos.

La innovación empresarial requiere un esfuerzo de toda la organización, una metodología sistemática y una dedicación estratégica, sobre todo ahora que la omnipresente transformación digital ha acelerado el cambio, que no siempre asegura el éxito.

Esto es una preocupación muy presente en la gestión corporativa. En esta línea trabaja el artículo “The eight essentials of innovation” de Marc de Jong, Nathan Marston y Erik Roth publicado en McKinsey Quaterly, que presenta las conclusiones de un estudio que reúne las impresiones de más de 2500 ejecutivos sobre los principales aspectos organizativos a tener en cuenta para potenciar la innovación empresarial.

Estos aspectos son: 

  1. Aspirar: la consolidación de la innovación en el entorno corporativo necesita combinar una aspiración estratégica con planes específicos de trabajo.
  2. Escoger: las empresas deben escoger las ideas a apoyar y desarrollar para potenciar la innovación. Además, necesitan un proceso para identificar, priorizar e invertir en las mejores iniciativas de innovación para la compañía.
  3. Descubrir: las compañías deben crear una metodología para buscar ideas a partir de problemas a resolver, desarrollo tecnológico o nuevos modelos de negocio.
  4. Evolucionar:  La innovación empresarial permite a las empresas evolucionar en sus procesos, productos y modelos de negocio adaptándolas a las nuevas tendencias de innovación. La gestión constante de la innovación permitirá una evolución continua de la compañía, evitando amenazas disruptivas.
  5. Acelerar: las compañías deben apoyar los proyectos de innovación que les permitan acelerar el cambio.
  6. Escalar: las empresas deben considerar la magnitud y alcance de cada proyecto s de innovación para garantizar sus recursos y riesgos de estos proyectos. 
  7. Ampliar: la gestión de la innovación requiere la colaboración de colaboradores externos, con flujos de talento y conocimiento que, habitualmente, no se encuentra dentro de la compañía.
  8. Movilizar: es fundamental encontrar formas de integrar la innovación en la cultura de la empresa.

Este estudio concluye que el éxito de la gestión de la innovación empresarial es un proyecto que necesita un esfuerzo continuado en el tiempo, pero que cualquier compañía puede conseguir.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Ciudades disruptivas

    Esta tendencia analiza la evolución de las ciudades en la próxima década, convirtiéndose en ciudades inteligentes y disruptivas.

  • Lisa Gansky
    Lisa Gansky

    Fundadora en Instigating+Co