​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

El cambio tecnológico y en la sociedad avanzan muy rápido, lo que exige a las empresas ser más flexibles y rápidas

El 21 de marzo tuvo lugar el monográfico “Cómo aplicar la tecnología digital en el negocio: cloud, plataformas, datos y analytics” para las empresas participantes en el programa Cre100do.

El fundador y CEO de Keepler, Juan María Aramburu, explicó a los asistentes las claves para la aplicación de la tecnología digital en las empresas, basándose en la experiencia de su propia compañía.

Juan destacó tres realidades del mundo actual:

  • Cada vez los clientes tienen acceso a más cantidad de tecnología: móviles, internet, iot, lo que genera expectativas de éstos hacia las empresas. Si las empresas no proporcionan tecnología a los clientes, otros lo harán.
  • Cada vez se puede segmentar mejor, por lo que surgen nuevos grupos o clusters de clientes, que demandan una atención más personalizada.
  • Cada vez es más importante la experiencia y no solo el producto físico, los clientes buscan una experiencia más holística y completa.

El cambio tecnológico y en la sociedad avanzan muy rápido, lo que exige a las empresas ser más flexibles y rápidas. Es por ello las empresas deben entrar en el “circulo virtuoso del dato”: más datos, mejor analítica, para obtener mejores productos y más usuarios, que a su vez nos proporcionan más datos. Las compañías que están en este círculo, cada vez hacen mejores productos y conocen mejor a sus clientes.

¿Pero qué datos necesitan las empresas? Se debe evaluar cuáles son los casos de uso de los datos de cara a obtener un beneficio de negocio. La información no tiene por qué ser interna, o estar estructurada. De hecho, aproximadamente el 85% de la información que tienen las compañías, está oculta y no se usa. Pero hoy en día tenemos, gracias a la tecnología, la posibilidad de tratarla y darle uso.

Aparte de los datos, lo más importante es ser ágil. Como se menciona en la historia de Alicia en el país de las maravillas “aquí tienes que correr a toda velocidad para poder permanecer en el mismo lugar, y si quieres desplazarte a otro… ¡entonces debes correr el doble de rápido!"

Sin embargo, las compañías están diseñadas como silos, dificultando la agilidad. ¿Cómo romper esos silos?

  1. Utilizando tecnología habilitadora. El uso de las plataformas cloud permite a la empresa concentrarse en construir valor de negocio en lugar de en desarrollar software. La hiperescala de los proveedores de tecnología permite un acceso barato a la última tecnología. Además de reducir costes, proporciona ventajas de negocio: permite reducir esfuerzos en sistemas, no hay necesidad de tener data center, se consume menos energía y proporciona agilidad.
  2. Creando una estructura orientada al producto. Las compañías que son nativas digitales entienden que se tiene que verticalizar la producción del software, a pesar de que existan varios departamentos. Trabajar día a día conjuntamente, con una estructura en la que las personas se puedan relacionar facilita el proyecto. Las metodologías ágiles ayudan a empezar antes los proyectos y generan un cambio cultura al mezclar empleados de negocio con técnicos. Pero como dice Jeff Bezos, recuerda la regla de las 2 pizzas: para que las reuniones sean productivas, los asistentes deben poder comer con dos pizzas.
  3. Realizando ajustes en la cultura de la empresa. Es necesario que las empresas adopten un cambio cultural y que hagan entender a las distintas áreas de negocio que la orientación al producto es fundamental. Juan también recomienda formar en tecnologías ágiles a ciertos empleados.

Hay compañías que nacen con productos digitales, pero no es el fin de brick and mortar. Para ellas, la clave está en la integración de lo físico y lo virtual. Mejorar los productos físicos con la tecnología y ofrecer una experiencia holística para satisfacer a los clientes.

 

Artículos relacionados

Más en nuestra web