​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 05 Jul 2019

Lo que debe tener tu deck para inversores (y lo que no te servirá de nada)

Si vas a plantarte delante de un inversor, haz los deberes y sigue estos consejos para que no mire para otro lado.

¿Has conseguido un reunión con un inversor o con un fondo? ¡Enhorabuena! Ahora bien,lo cierto es que ahora empieza lo difícil. No porque tu negocio sea mejor o peor (eso solo lo sabrás tú), ni porque te vaya a ir mejor o peor (de nuevo, eso solo puedes saberlo tú), sino porque a menudo los inversores ven a muchos emprendedores, con lo que es esencial que les muestres justo lo que necesitan ver.

Si vas a ver a inversores, esta es una lista de lo que debe tener tu deck... y de lo que mejor deberías dejar fuera:

LO QUE SÍ DEBE TENER

1.- Previsión a cinco años

Es esencial saber en qué punto está tu empresa ahora mismo, pero también dónde estará dentro de un tiempo. En este sentido deberías incluir una previsión de situación a 3, 5 o incluso 10 años, dependiendo de la previsible longevidad del proyecto. Ya sabemos que el Excel lo aguanta todo, pero sé riguroso: incluye todos tus datos financieros exactos y una previsión razonable de cómo crees que irán evolucionando.

2.- Análisis de competencia

Tú conoces de sobra a tu competencia, pero el fondo quizá no, y no tiene por qué hacerlo. Por ello debes incluir en tu deck un buen análisis de tus competidores, así como tu posición real dentro de ese ecosistema. SI vas a ir con el discurso de ‘No tenemos competencia, nadie está haciendo esto’, malo: o mientes… o dices la verdad, en cuyo caso igual no deberías estar haciendo eso.

3.- KPIs

¿Qué cohortes de usuarios o clientes tienes? ¿Qué recurrencia tiene cada uno? ¿Cuál es tu coste de adquisición de cada uno de ellos? Estos datos no solo deberás incluirlos, sino también demostrarlos: si los KPIs no están en tu deck, olvídate de que la reunión pueda tener éxito.

4.- Tamaño de la ronda y valoración

Parece obvio, ¿verdad? Bueno pues no todo el mundo lo incluye en sus decks. Incluir el tamaño de la ronda y la valoración no solo te hará más transparente, sino que también demostrará que tienes un verdadero plan en la cabeza.

5.- Posibles compradores y preferencias de liquidación

Habemos de lo que le interesa al inversor: la desinversión. ¿Cuándo va a salir de tu compañía? ¿A qué precio? Para todo ello incluye una lista de posibles compradores, así como de próximos estados de financiación en los que el inversor puede salir. Además, deja claras las preferencias de liquidación en caso de un reparto por venta o por desinversión tras una nueva ronda.

 

LO QUE NO DEBE TENER

1.- Valoración excesiva

Una valoración excesiva podría perjudicarte. Tener una valoración alta puede ser una gran noticia a corto plazo, pero si luego necesitas otra ronda deberás demostrar que tu valoración no ha crecido. Y como no lo haya hecho… quizá acabes cerrando antes de tiempo.

2.- Acuerdo de confidencialidad

Seamos serios: a menos que seas una compañía sanitaria o puramente científica, es probable que tu idea no valga nada. Lo que vale es a ejecución, así que no tengas miedo de compartir tu proyecto. Si le pones a un inversor un acuerdo de confidencialidad antes de verle, probablemente le quites las ganas para siempre.

3.- Información excesiva

Si quieres dar toda la información del mundo sobre tu empresa, bien, es algo que te honra, pero piensa que también puede ser contraproducente agotar a tu posible inversor. A ser posible, tu deck no debe superar las 15-20 diapositivas.

deck para inversores

Si tienes una startup y buscas financiación, no te pierdas el programa Star-ups de la Fundación Innovación Bankinter.

Más en nuestra web