​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Investigamos sobre los puntos fuertes de 10 centros educativos marcados por la innovación de sus métodos educativos y sus planes de estudio.

Hay centros educativos que, independientemente de si son privados, públicos o concertados, ofrecen a sus alumnos un entorno educativo diferente que persigue no solo formarlos de forma transitoria, sino que esperan imprimir en los mismos el ansia por aprender, mejorar y convertirse en personas activas, creativas, sensibles y, sobre todo, preparadas para afrontar los retos de un mundo cada vez más complejo.

Damos un repaso a los 10 centros educativos que forman parte de la vanguardia educativa de nuestro país.

1. Centro de formación Padre Piquer, Madrid.

En pleno barrio de La Ventilla de Madrid se encuentra este centro educativo, del que ya hemos hablado anteriormente, que cuenta con más de un millar de alumnos de 37 nacionalidades diferentes. Desde el curso 2003-2004 los responsables de este centro vienen aplicando metodologías de vanguardia y un sistema educativo innovador que ha conseguido desterrar el absentismo y el fracaso escolar hasta mínimos históricos para el centro consiguiendo que el 85% de los alumnos acabe sus estudios básicos. Además, el centro cuenta con un programa muy interesante llamado “garage lab” que ha convertido la educación profesional básica en un espacio digital y las aulas son cooperativas y multitarea permitiendo que, más que estudiar por asignaturas, se estudie por ámbitos de aprendizaje.

2. Escola Sadako, Barcelona.

El equipo docente de esta escuela catalana, que cambia libros por TICapuesta por el aprendizaje colaborativo y por desarrollar las habilidades de su alumnado que les permita, en el futuro, cambiar sus vidas y la de los demás, una educación basada en desarrollar las habilidades “changemaker”. De este modo, los alumnos de los ciclos de primaria no cuentan con pupitres individuales. En todos los ciclos se han sustituido los libros de texto por itinerarios didácticos y se pone especial acento en desarrollar la educación emocional y de carácter social.

3. Colegio Amara Berri. Donosti, Guipúzcoa.

La línea de trabajo de este centro público se asienta sobre tres cimientos: experimentación, innovación e investigación. Para llevarlos a cabo, la metodología educativa del centro tiene programas de ciclos por edades y se pone un especial cuidado en enseñar a los alumnos formas de organizar el pensamiento y métodos para el desarrollo de este, además de trabajar en la autoestima del alumno y en promocionar el trabajo en equipo. Juegan también un papel importante la gamificación y la aplicación práctica del conocimiento teórico.

Los medios de comunicación tienen un importante papel, ya que sirven al equipo docente para introducir a los alumnos en la vida real a través de su propio periódico, radio y televisión. El colegio, además, cuenta con una organización asamblearia donde los alumnos deciden sobre decisiones que afectan al colegio.

En este post puedes conocer los siete principios metodológicos en los que se basa el sistema Amara Berri.

4. CEIP Miralvalle. Plasencia, Cáceres.

Un gesto tan sencillo como alterar el orden de sillas y mesas según la materia que se esté enseñando puede ser el primer paso para transformar un colegio corriente en toda una comunidad de aprendizaje. Para ello es importante que los alumnos de este centro placentino trabajen en grupo, cosa que hacen durante una hora a la semana. En esos grupos se discuten materias y se debate y se intercambian ideas sobre ellas. Para integrar a las familias de los alumnos en la vida del centro se organizan tertulias literarias y, en otros ámbitos, se organizan lecturas de clásicos.

5. Colegio San Gregorio, Aguilar de Campoo, Palencia.

Centro educativo concertado que cuenta con alumnos de 0 a 18 años. El objetivo de su profesorado es estructurar el aprendizaje a través de proyectos y metodologías activas. Se fomenta la educación emocional y en educación primaria se usa la metodología Héroes Tic que convierte a los alumnos en los protagonistas de su experiencia de aprendizaje. La tónica es que se trabajan los grupos cooperativos y los avances de los chavales son recogidos en los blogs digitales de los alumnos. 

6. Colegio Ideo. Madrid.

Centro marcado por su carácter abierto, inclusivo y laico que tiene como objetivo formar a niños que se conviertan en ciudadanos sanos, concienciados y felices. Para conseguir ese objetivo todo está basado en el trabajo cooperativo, las pedagogías activas y la potenciación y el desarrollo de la educación emocional y las inteligencias multiples. Principalmente se espera que los alumnos busquen su “propia formación integral”, es decir, que sea el alumno el que vaya encontrando sus preferencias y el lugar que la naturaleza de los conocimientos que vaya aprendiendo va a tener en su vida.

7. Fundación educativa Myland. Sevilla.

Desde su fundación en 2010, este centro educativo impulsado por la fundación del mismo nombre está comprometido con la búsqueda de un sistema educativo que se diferencia de lo que se oferta en cualquier lugar de Andalucía. Centro que cree firmemente en la aplicación de la pedagogía activa y en el contacto continuo de su alumnado con la puesta en práctica de lo que va aprendiendo de forma teórica. La experimentación y la interacción con el entorno y con la naturaleza es uno de los puntos fuertes de la educación que reciben sus alumnos.

8. Escuela Mare de Deu de Monserrat. Barcelona.

Centro público cuyo compromiso está al lado de los aprendizajes significativos, la observación y la comprensibilidad. Se alterna entre la educación individualizada y la socialización y se promociona la interacción entre el mundo de lo niños y el de los adultos. Para que el diseño del curriculum educativo de sus alumnos pueda ser programado y diseñado con mimo se garantiza a todos ellos que al pasar a educación secundaria lo hagan en institutos con el mismo itinerario educativo.

9. Colegio Ramón y Cajal. Madrid.

Según sus responsables, el 100% de sus alumnos que se presentan a selectividad superan el examen. Este centro privado tiene 1500 alumnos y cuenta con un sistema pedagógico propio que potencia destrezas del alumno como la inteligencia emocional o la cooperación que el equipo educativo cree imprescindibles para asegurarse el éxito personal y profesional, algo que ya están poniendo en práctica, y con los mismos objetivos, en otros países del mundo con mucho éxito. 

10. Colegio Lauaxeta. Amorebieta-etxano, Vizcaya.

Buscar el desarrollo personal de los estudiantes para que se integren en la actual sociedad, tan compleja, y que se conviertan en ciudadanos que puedan aportar mejoras a la misma es el gran objetivo de este centro educativo que tiene especial atención a los procedimientos y metodologías educativas. Imprimir en su alumnado la importancia de la innovación es sumamente importante y por ello se ofrecen cursos basados en el desarrollo competencial de los mismos.

En definitiva todos los centros educativos de esta lista basan sus planes educativos y metodologías en el concepto de lo activo. Buscar la interacción del alumnado con su entorno, poner en práctica lo aprendido y ofrecer un itinerario educativo que fomente sus mejores aptitudes deberían de ser puntos a favor a la hora de elegir un centro para uno de nuestros hijos o para encontrar un centro de adultos en caso de que necesitáramos formación complementaria. Fomentar el trabajo en equipo y potenciar las aptitudes sociales, así como el manejo de metodologías para mejorar la forma en la que nos manejamos a la hora de pensar son casi tan importantes como la absorción de conocimiento el el aprendizaje individual. 

Artículos relacionados

Más en nuestra web