​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 06 Feb 2019

Money, money, money: 417 millones de euros para las startups españolas en 2018

Las startups españolas reciben la inversión de 417 millones de euros en 2018 con un creciente protagonismo de inversores internacionales.

La inversión en startups sigue en plena ebullición en España con 417 millones invertidos en más de 500 operaciones en 2018. Rondas de financiación como la de Glovo, que levantó 115 millones de euros en verano, o la de OnTruck, que consiguió 25 millones de euros unos meses antes, han marcado la dinámica de un ejercicio en el que los inversores internacionales siguen ganando protagonismo entre las startups españolas.

De los 417 millones euros invertidos en las startups del país, los fondos internacionales aportaron más de la mitad: 235 millones. El resto provino de las gestoras nacionales, tanto privadas (171 millones) como públicas (11 millones). Al comparar el dato de inversión de venture capital con 2017, se constata una caída del 22%, según datos provisionales de la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI).

Pero que no cunda el pánico. Desde la organización aseguran que este descenso se debe a dos motivos. En primer lugar, la millonaria ronda de financiación de Cabify (que en enero recibió una inyección de 160 millones de dólares) no está incluida porque se contabilizó en el ejercicio 2017. En segundo lugar, los datos son provisionales porque no incluyen las operaciones de cierre de año, con las que probablemente se superen los 417 millones de euros. 

Hay que tener en cuenta que los datos de ASCRI sólo miden el pulso de la actividad de los fondos venture capital, por lo que las operaciones de los business angels del país no queda registrada. Por otro lado, la organización se apoya en los datos de la plataforma europea EDC para contabilizar la inversión en startups en España.

¿Qué ocurre? Que como la sede de varias startups del país se encuentra en Estados Unidos o en Reino Unido, entre otros, la plataforma europea no las contabiliza en España. A modo de ejemplo, los datos de ASCRI no incluyen la macroronda de Letgo, que pese a tener adn español, su sede está en Nueva York.

El baile de cifras es considerable en este aspecto: la ronda de Letgo sumarían 500 millones de dólares a las estadísticas. Y no es la única startup con sede en el extranjero. Tomando como referencia los últimos datos de Dealroom, la inversión en startups españolas ascendía a 724,2 millones sólo en el tercer trimestre de 2018. Para el ejercicio completo, la firma cree que el volumen de inversión alcanzó cerca de 1.800 millones de dólares.

España cautiva al inversor internacional

Del informe de ASCRI se desprende también que el pulso de la inversión internacional viene latiendo con fuerza en los últimos años, no sólo por el dinero aportado, sino también por su creciente interés en las startups del país. De hecho, los fondos privados internacionales de venture capital marcaron un nuevo récord el año pasado al liderar 84 operaciones (el 16,4% del total).

Para Miguel Zurita, presidente de ASCRI, la dependencia de los inversores internacionales sigue siendo muy elevada. Si añadimos a esta ecuación los datos de private equity, resulta que estos fondos aportaron el 77% del volumen total de inversión de capital riesgo en España.

“Es importante avanzar en el desarrollo de un marco jurídico y fiscal competitivo con el resto de Europa que facilite el acceso de los inversores institucionales nacionales al ‘asset class’ y que permita el desarrollo y expansión de las gestoras nacionales”, indicó Zurita en la presentación del informe.

Las gestoras nacionales tampoco se quedaron de brazos cruzados. Seaya Ventures, socio de Cabify y Glovo, cerró su segundo fondo con más de cien millones de euros, mientras que Inveready lanzó un nuevo fondo de 25 millones de euros para potenciar empresas biotech. Cada gestora movió ficha y, entre una y otra, consiguieron levantar más de 2.151 millones para sus fondos de venture capital y private equity.

Otro año de récord para el capital riesgo

El capital riesgo puso el broche a 2018 con unas cifras récord. Por segundo año consecutivo, marcó máximos de inversión al alcanzar 5.844 millones de euros invertidos, un 18% más que el año anterior. Las macrooperaciones estuvieron a la orden del día, con ocho deals que acumularon 3.697 millones, y los fondos nacionales privados se mostraron especialmente activos en el middle market, con 1.467 millones de euros.

Y en este escenario, el peso que están ganando las empresas de informática (categoría bajo la que se incluyen Glovo, Lingokids, Red Points, Spotahome o 21 Buttons) es cada vez más evidente. El año pasado, este tipo de empresas protagonizaron cerca de la mitad del total de inversiones de capital riesgo (309 operaciones). Entre unas y otras sumaron 356 millones de inversión.

Y es que el potencial tecnológico de España ya es una realidad. Madrid y Barcelona se erigen como el quinto y sexto hub más importantes de Europa, a ojos de la firma Atomico, y además son dos de las ciudades que mejor valoran a sus desarrolladores, con un capital invertido por desarrollador de 31.700 euros (Barcelona) y 16.700 euros (Madrid). Más de 308.500 desarrolladores trabajan en España, un 17% más que en 2017.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Comercialización del Espacio

    En esta tendencia analizamos cómo el avance de la tecnología está permitiendo la comercialización del espacio y el desarrollo de nuevas aplicaciones industriales en órbita como la fabricación e investigación o nuevas tecnologías de comunicación y observación.

  • C.P. Cheng
    C.P. Cheng

    Fundador en Ultra Vision Technology