Emprendedores 14 Abr 2021

Las startups españolas arrancan 2021 batiendo récords de inversión

Informe trimestral del Observatorio de Startups de la Fundación Innovación Bankinter

2020 demostró ser un año atípico y, a pesar de la dureza con la que golpeó la pandemia, el ecosistema startup español demostró su versatilidad, solidez y capacidad de adaptación cerrando con unas cifras que proyectaban una perspectiva muy positiva. 

Las predicciones se han confirmado en este 2021 muy por encima de las expectativas que podía haber, tal y como recoge el informe Tendencias de inversión en España Q1 2021 del Observatorio de Startups de la Fundación Innovación Bankinter.  

En este periodo, las startups españolas han registrado en tres meses prácticamente el mismo volumen de inversión que en todo 2020, firmando así un récord histórico para el ecosistema. Las principales responsables de estas cifras son las megarrondas, operaciones que superan los 50 millones de euros, y de las que tres empresas han sido objetivo: Idealista, Wallapop y Job and Talent

Javier Megías, director de nuestro programa Startups, valora «muy positivamente» la existencia de estas megarrondas para el ecosistema. «Confirman que tenemos algunas compañías en una fase de madurez y capacidad de atracción de capital muy alta, algo a lo que la mayoría aspira y que es enormemente positivo desde la óptica de país, ya que en estas fases son grandes generadoras de empleo y riqueza», indica el experto.  

Sin embargo, también desvirtúan las magnitudes del análisis. «Son solo unas pocas operaciones, y para medir la salud del ecosistema en conjunto es mejor descontar su efecto y entender qué esta pasando en las fases anteriores, donde están el 99% de las compañías», explica Megías. 

La actividad también registra cifras igualmente positivas, con 93 operaciones que sitúan este Q1 como el segundo más activo de la historia, solo por detrás del último trimestre de 2020, que cerró el año como un periodo excelente para la inversión.  

Las megarrondas han influido en la mayoría de las tendencias que ha detectado el informe. La inversión extranjera es una de ellas. Su volumen de inversión bate récords, alcanzando los 683,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 611,6% con respecto al trimestre anterior.  

Megías matiza que «suele haber una clara correlación entre la existencia de megarrondas y la inversión extranjera, ya que los inversores extranjeros suelen participar en rondas de fases posteriores», pero también apunta a su presencia en etapas cada vez más tempranas, algo «enormemente positivo» para el sector. 

El origen de las principales inversiones también ha sido otra de las áreas de influencia de las megarrondas. Los fondos de private equity han sido uno de los grandes protagonistas en este ámbito, aportando cerca de 425 millones de euros a estas macrooperaciones.  

Los fondos de Venture Capital también han recuperado terreno tras el descenso de su actividad a finales de 2020. Descontando el efecto provocado por las megarrondas, estos fondos han registrado un incremento del 154,8% en cuanto a volumen de inversión, aunque disminuye su actividad en un 34% con respecto al trimestre anterior. 

Javier Megías señala que este comportamiento es el esperado en este tipo de fondos, «y aunque intuyo que seguiremos viendo un gran peso de los inversores corporativos en el ecosistema español, lo habitual es que el grueso de las operaciones sea liderado por VC, ya que precisamente este es su objetivo». 

Las megarrondas también han confirmado en su señorío a los sectores tradicionales de inversión. Real Estate/Proptech y Business&Productivity se mantienen en lo más alto de la clasificación, y aunque el sector Salud pierde algo de impulso en el camino de la nueva normalidad, se mantiene como un valor seguro para los inversores. 

En el ámbito geográfico ha sucedido algo similar. Madrid y Barcelona vuelven a coger distancia con respecto a competidoras como Valencia o Bilbao, y la tendencia que apuntaba a una mayor deslocalización de la inversión debido a los confinamientos y a la imposibilidad de viajar pierde inercia. Megías, sin embargo, no cree que sea algo definitivo. «Creo que realmente la tendencia no se ha frenado, sino que el efecto de las megarrondas concentradas en esas ciudades ha cambiado la escala, y por tanto ‘tapado’ los datos», señala. «Con un número relativamente bajo de rondas es complejo valorar tendencias con un solo trimestre».  

Madrid lidera el volumen de inversión con un crecimiento interanual que supera el 4.000%, seguida de Barcelona, con un 449%. En lo que a actividad se refiere, es la ciudad condal quien se lleva el podio, con 34 operaciones, frente a las 28 de la capital. Muy por detrás quedan Valencia, con 13 operaciones y 5,99 millones de euros en inversión, y Euskadi, con 3 operaciones y 7,36 millones de euros. 

Frente a la competitividad geográfica, Javier Megías apuesta por una mayor cohesión del sector. «En cuanto al hablar de ecosistema único, creo que es una idea poderosa, ya que cuanto más fragmentemos nuestra imagen de cara al exterior más complejo será posicionar España», afirma, pero también reconoce la dificultad de alcanzar este objetivo. «Dicho esto, sin duda se trata de ecosistemas diferentes con focos diferentes». 

De la misma forma, se aconseja prudencia a la hora de pronosticar las próximas tendencias, «dado que tenemos solo 3 meses de histórico», pero también es optimista: “La realidad es que apunta a que será un año que bata todos los records y donde se superen los 2.000M€ de inversión”. 

Descárgate aquí el informe para conocer el análisis completo. 

 

Artículos relacionados