​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Los millennials son demográficamente uno de los grupos de población de mayor tamaño, por lo que su papel como consumidores cobra una gran importancia. Las startups deben conocer a este público.

Según un estudio desarrollado por Microsoft Corp. hace algunos años, el lapso en el que las personas pierden concentración no es superior a los ocho segundos. Algo que, según muchos expertos, tiene como causa un estilo de vida cada vez más digitalizado en el que la cantidad de información es enorme.

Esta conclusión se alcanzó al realizar una encuesta en la que participaron 2.000 individuos y estudiaron la actividad cerebral de otros 112 usando electroencefalogramas (EEG). Microsoft descubrió que desde el año 2000 (o aproximadamente cuando comenzó la revolución móvil), la capacidad de atención promedio se redujo de 12 segundos a ocho segundos.

La reducción, según muchos expertos, tiene como causa un estilo de vida cada vez más digitalizado en el que la cantidad de información es enorme. Algo que involucra a millones de personas, entre ellos, a los que forman parte de la como Generación Y, también denominados Millennials, es decir, la que nació, más o menos, entre 1980 y 2000. Esto significa un reto de primer orden al mundo de marketing, ya que significa que para captar y mantener la atención de estos individuos deben ser capaces de lograr su interés en ese muy corto espacio de tiempo. Algo que es fundamental tener en cuenta en el mundo de las startups, ya que, al fin y al cabo, los nuevos proyectos de emprendedores tendrán a estos segmentos de población como principales potenciales clientes.

Por ese motivo, es importante tener en cuenta una serie de aspectos que pueden ser claves para superar este obstáculo:

1. Un entorno digital

Los millennials son la primera generación que ha tenido un contacto temprano con las nuevas tecnologías digitales. De hecho, muchos de ellos son auténticos ‘nativos digitales’, que han hecho uso continuo de smartphones, tecnología y redes sociales desde etapas muy tempranas de su vida. Como consecuencia de este desempeño, no se sienten del todo cómodos con la publicidad unidireccional, sino que, en cambio, esperan conversar con las marcas transmitiendo gustos y recomendaciones de manera inmediata, por lo que cualquier estrategia de marketing debe tener claro que tiene que prestar una atención casi permanente, desde su propio lenguaje y adaptado a sus gustos e interés que no se acoplan siempre con el resto de la población.

2. Hacerlos partícipes y protagonistas

Los millennials se reconocen por ser personas ‘entitled’, esto quiere decir, que tienen derecho a algo. Es por ello por lo que les gusta sentirse partícipes, por lo que suelen responder bien a los desafíos y a los concursos en línea, como los de fotografía o vídeo, así como a los regalos. Para esto, la comunicación directa es vital, ya que los millennials prefieren algo que crean personalizado y no lo que la mayoría puede obtener; que sean tratados como individuos y no como demográfico.

3. Contenido propio relacionado a tu marca

Las destrezas digitales de los millennials han dado lugar a que la mayor parte de ellos generen contenido propio, algo que cualquier empresa emergente debe saber aprovechar. En realidad, se trata de una gran oportunidad para que los usuarios hablen de sus experiencias con el servicio o bien ofrecido, compartiendo su opinión en redes sociales bajo diferentes formatos, la información generada por ellos es, muy probablemente, una de las formas más efectivas de llamar su atención y, por tanto, dar a conocer los nuevos productos y servicios y lograr que se conviertan en clientes.

Es lo que hace nuestra participada Photoslurp, una solución tecnológica que permite a las marcas conectar con sus seguidores, exponer sus productos y rentabilizar el contenido social que los clientes crean con los productos de las marcas en cuestión. 

4. Autenticidad

Para esta generación, la autenticidad es un valor muy importante. Y eso hay que aprovecharlo, para lo cual mantener una posición honesta y sincera es fundamental para las marcas y empresas. Una de las causas por lo que rechazan los canales de marketing tradicional es porque consideran, precisamente, que se ofrece una imagen irreal, mientras que lo que ellos quieren es transparencia, honestidad y autenticidad. Por tanto, dirigirse a ellos desde la pasión y la transparencia es la mejor forma de llamar su atención en esos ocho segundos. 

Más en nuestra web