​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 07 Feb 2018

Prepara tu elevator pitch: ocho cosas que debes decir (y cuatro que no)

Algunas cosas son esenciales; otras… pues igual no tanto. Te traemos los mejores consejos para preparar tu elevator pitch.

Ojo, ¿ese que está ahí es el inversor al que sigues? ¿Ese que quieres que conozca tu proyecto? Pues igual deberías acercarte, ¿no? ¿Y qué le dices? ¿Cuánto tiempo tendrás? ¿Y si acabas enrollándote?

Todo dependerá de muchos factores, pero el más importante es el tiempo. Dependiendo del tiempo que tengas para acercarte a ese inversor, te traemos una serie de cosas que deberías decirle sí o sí… y otras que no deberías mencionar ni loco antes de concertar una cita.

Cosas que debes decir (si tienes muy poco tiempo):

1. ¿Qué haces? Sí, sí, ya sabemos que eso es lo básico, pero, ¿sabes resumirlo en 2-3 frases? ¿Sabrías decirme en 20 segundos a qué se dedica tu empresa y qué problema soluciona sin andarte por las ramas ni darle explicarme innecesarias? Pues repásatelo.

2. ¿Por qué tú? De entre todas las startups en las que esa persona puede invertir, incluyendo algunas de tu competencia, ¿por qué va a elegir la tuya? Elige lo que mejor te venda: pues ser algo que hagáis mejor que el resto, o vuestras cifras de negocio, o las de usuarios, o el potencial del mercado, o vuestro valor añadido… lo que tú veas, pero que venda tu startup mejor que cualquier otra cosa.

3. Siguiente paso. Vale, ya le has dicho dónde está tu empresa ahora mismo. Y a partir de ahora, ¿qué? ¿Cuál es el siguiente paso? Porque si quieres dinero tendrás un objetivo cercano, ¿no? No olvides contárselo.

4. Call to action. Ya le has presentado tu proyecto, ¿qué tal si os veis otro día despacio o le mandas un resumen más detallado de tu proyecto? Procura que la conversación no se quede en suspenso: tienes que conseguir un nuevo punto de quedada, aunque sea digital.

Video:ISDI

Cosas que puedes decir (si tienes algo más de tiempo):

5. ¿Cuánto necesitas? ¿Has calculado ya el dinero que necesitas? Pues díselo, porque con eso daréis un paso adelante. Muchos emprendedores necesitan cifras que no coinciden con el rango de inversión de la persona con la que están hablando, así que déjaselo claro para que ambos sepáis si conviene seguir hablando o no.

6. ¿Qué salida tendrá? Si te da el dinero, ¿cuándo lo recuperará con intereses? ¿En la siguiente ronda? ¿Más adelante? ¿Cuando vendas la compañía? ¿Cuando salgas a bolsa? No lo olvides: a los inversores les encantan los proyectos que pueden dar mucho dinero, pero necesitan saber cuándo llegará ese dinero.

7. ¿Quién eres? ¿Quieres hablarle largo y tendido de ti y de tu trayectoria? Este es el momento; seguro que le interesará.

8. Equipo. ¿Tienes al mejor equipo del mundo? Es el momento de contárselo, para que vea que has construido bien los cimientos de tu startup.

 

Cosas que no debes decir ni loco:

9. “No tenemos competencia”. Si dices eso, una de dos: o estás mintiendo… o dices la verdad. Si mientes, ya sabes la imagen que darás. Y si dices la verdad, de nuevo una de dos: o sí tienes competencial pero no la conoces (mal) o realmente no la tienes, lo cual quizá sea peor. A menos que seas el próximo Leonardo da Vinci, si nadie está haciendo lo que tú… ¿no sería mejor no hacerlo? ¿No será que alguien ya lo hizo… y le salió mal?

10. “Firma un NDA”. Este es un tema polémico y quizá tengas razón, pero créenos: o tienes la ventaja suficiente para exigirlo o ningún inversor querrá firmar un contrato de confidencialidad.

11. “Con mi idea…”. Nadie quiere ideas, eso debe quedarte claro. Lo que quiere la persona que está ante ti es un proyecto, una ejecución. Si por ahora sólo tienes una idea, no hables aún con inversores.

Video:ISDI

12. “... y tus contactos”. Ojo, depende: si tu inversor entra en fase muy inicial, quizá des con business angels que puedan echarte un cable; pero si estás en fase avanzada, ningún inversor se pondrá a trabajar contigo. Te dará dinero (que no es poco) y te verá en los consejos de administración.

Artículos relacionados

Más en nuestra web