​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 30 Mar 2018

Presta atención…Todo está cambiando

Estamos en el ojo de un huracán que está transformando el sector empresarial, el buen gobierno y la sociedad, tal y como los conocemos.

Presta atención: ¿no oyes el murmullo de un mundo interconectado que gira cada vez más rápido, mientras el viejo mundo se nos escapa irremediablemente como arena entre los dedos?

Si no lo oyes, toma nota de lo que está ocurriendo. Ya no estamos en el umbral de un cambio de paradigma: estamos en el ojo de un huracán que está transformando el sector empresarial, el buen gobierno y la sociedad, tal y como los conocemos. Ya es hora de aceptar los inmensos retos que nos esperan y acoger, valientes, el impacto de la tecnología en nuestro mundo.

Ten en cuenta esta advertencia: si no redefinimos nuestra noción del trabajo, los equipos y los productos, tanto a nivel individual como colectivo, y los vemos con otros ojos, las soluciones que esbocemos, además de ser anticuadas y erróneas, llegarán tarde, lo cual se traducirá en bancarrota para las empresas; y posiblemente irrelevancia y en última instancia, fracaso para los gobiernos. Si no somos capaces de escuchar, adaptarnos y sacar partido a las oportunidades que nos brindan las conexiones digitales, las consecuencias para la sostenibilidad del planeta serán catastróficas.

Levanta la vista del móvil y mira a tu alrededor: el modelo de negocio tradicional ha quedado obsoleto. Las grandes empresas, con su maquinaria industrial y sus medios de producción centralizados, ya no pueden imponerse por la fuerza. El modelo industrial está siendo sobrepasado por plataformas distribuidas, basadas en las redes y los datos, donde gracias a las tecnologías digitales y a la colaboración entre las personas se están generando soluciones inimaginables hace apenas una década. Blablacar, Transferwise, Taskrabbit, Wallapop, FabLab, Airbnb, Ethereum, Alibaba: es solo el comienzo de una larga lista de instigadores del cambio basados en redes digitales descentralizadas que lo están cambiando todo.

Hay nuevas definiciones de valor y de riesgo. Según el antiguo paradigma, la ausencia de fallos equivale a riesgo bajo. Sin embargo, en un mundo donde los mercados y los conceptos se redefinen tan rápido que les perdemos la pista, si no hay errores se aprende más despacio, ¡y el riesgo es más elevado! Aquellas estructuras concebidas para cerebros centralizados adolecen de minúsculos insumos y una toma de decisiones torpe.

Si queremos un modelo de aprendizaje que se adapta, es ágil y resiliente, solo tenemos que observar la naturaleza.

Hay nuevas formas de valor que están en plena efervescencia: Bitcoin, Ether y otras criptomonedas nos demuestran que los activos distribuidos, ya sean viviendas, personas, energía solar o divisas, le están ganando la partida al modelo centralizado. Según Goldman Sachs, solo en 2017 se invirtieron más de 1.200 millones de dólares en monedas digitales de reciente acuñación: es una clara muestra del trepidante ritmo de la disrupción.

Si leemos entre líneas, percibiremos la idea de que todos los sectores han de renovarse o morir. Hay nuevos productos y servicios, y todo lo que dábamos por sentado está cambiando: las estructuras, el gobierno, la generación y captación de valor, etc. Ya hemos visto el comienzo de este proceso, y vamos a ver mucho, muchísimo más. Únete a la conversación, o suscita una allá donde estés. No faltarán oportunidades para reformar nuestras empresas antes de que pierdan su fuerza. 

A pesar de todo, la confianza sigue siendo un contrato social fundamental para el buen funcionamiento de las comunidades, las empresas y las sociedades.

Dado que cada vez colaboramos más estrechamente con las máquinas (intencionalmente o no), cada vez está menos claro quién otorga su confianza a quién, y para qué. La velocidad, alcance y la nublada nube que intermedia en qué coche te subes, qué ruta elige el conductor (o el software que está al volante), la velocidad, seguridad y comodidad de tu viaje: todos estos factores dependen de cuántos sesgos haya configurado un programador informático que puede estar al otro lado del planeta.

La distancia entre la experiencia, las consecuencias y el diseñador y programador es cada vez mayor, lo que nos llama a preguntarnos: ¿cómo saber en quién depositamos nuestra confianza? Nos rodea un volumen de datos cada vez más descomunal. Son el nuevo combustible de nuestras economías y ciudades. Y sin embargo, a los gobiernos, las empresas y las comunidades les cuesta entender y apreciar el valor de este baile de datos que cada día es más esencial para garantizar una vida plena y feliz.

Recuerda: lo desconocido ilusiona, pero también da miedo. Elementos que hace unos años parecían ser cimientos inalterables de nuestra cultura, de nuestras empresas y de nuestros gobiernos ahora están siendo aniquilados a golpe de teclado.

Datos y redes que se abren paso a través de una selva de información de pagos, GPS, lenguaje y tráfico, mientras tu coche autónomo pasa a recogerte para llevarte a casa. ¿Te lo imaginas?

Descubre cómo la tecnología está generando estos nuevos modelos de negocio en la publicación del Future Trends Forum.

 

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Modelos de negocio disruptivos

    En los últimos años estamos asistiendo a una aceleración radical de la innovación y la creación de nuevos modelos de negocio gracias al desarrollo tecnológico. Esta tendencia explorará qué nuevos modelos de negocio generarán las nueva generación de tecnologías disruptivas como la Inteligencia artificial, el Blockchains, la robotica, etc.

  • Kevin Sale
    Kevin Sale

    Especialista en Seguridad IT en KAUST