​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 06 Jun 2018

Qué es la tasa de descuento y cuándo te la pueden pedir los inversores

Apúntatelo, para que la próxima vez que vayas a por inversión no te pille por sorpresa.

Cuando montas una startup es imprescindible ir adquiriendo ciertos conceptos financieros que te serán muy útiles. Y cuando sales a por financiación, ni te cuento. Porque a los inversores les gustará conocer tu proyectos y tus planes de futuro, pero también necesitarán sentarse despacio y analizar algunos conceptos que quizá tú desconozcas.

Para empezar a sumergirte en este tipo de conocimientos, hoy te enseñamos uno de los elementos a los que quizá te enfrentes en tu próxima ronda de financiación: la tasa de descuento.

¿Qué es la tasa de descuento?

Muy grosso modo, la tasa de descuento es la fórmula con la que se calcula el valor de una compañía a día de hoy teniendo como referencia lo que valdrá dentro de un tiempo determinado. Frente a otras fórmulas que defienden una valoración actual y se encargan de calcular la futura, la tasa de descuento parte de la valoración futura para calcular el valor actual.

Es decir, no se trata de que le digas a un inversor que tu startup ahora vale 1 millón y calculéis cuánto valdrá dentro de 5 años, sino de que, si le dices que dentro de 5 años valdrás 10 millones, calculéis cuánto vales ahora mismo.

¿Cómo se calcula?

En términos muy generales, la tasa de descuento es el resultado de coger el valor y rentabilidad futuras de una compañía y restarle los diferentes componentes de riesgo que puede tener. Entre estos dos elementos, cada inversor o compañía puede añadir diferentes conceptos: el riesgo objetivo, el riesgo subjetivo, la devaluación de acciones, el coste de los gastos fijos, etc. Si quieres conocer métodos de cálculo de la tasa de descuento, puedes ver este o este.

¿En qué casos te la pueden pedir?

La tasa de descuento tiene muchas oportunidades de salir en la negociación de tu ronda cuando confluyen estos dos elementos:

  • Riesgo elevado. Tu startup puede triunfar, sí, pero, ¿tiene también las mismas opciones de acabar quebrando? En realidad casi cualquier startup tiene un altísimo riesgo, con lo que el segundo elemento es el esencial.
  • Largo plazo. Dependiendo de la fase en que se encuentre la startup, a muchos inversores se les suele dar un plazo de desinversión (o nueva inversión) medianamente corto, de 2-3 años. Sin embargo, si pretendes que el inversor te acompañe durante 5-10 años, es muy probable que te pida calcular la tasa de descuento.

Artículos relacionados

Más en nuestra web