​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Si vas a ver a un inversor, llévate hechos los deberes. Por si quieres ir preparándotelo, te echamos un cable: te van a preguntar por estas seis cosas.

Has tenido suerte: tras varios emails, has conseguido que un inversor quiera recibirte para hablar de tu startup y de la posibilidad de invertir en ella. ¡Enhorabuena!

Pero, ¿ahora qué? Si hay algo que no gusta a los inversores es que no lleves los deberes hechos. Por si quieres ir preparándotelo, te echamos un cable: te van a preguntar por estas seis cosas.

1. Crecimiento

Ya le has contado la situación actual de tu startup, pero, ¿cuándo nacisteis? ¿Cuánto tiempo lleváis on fire con todo esto? En otras palabras: ¿cuánto habéis crecido en este tiempo? Será un dato muy a tener en cuenta y, por si no lo adivinas, te damos una pista: querrán que hayas crecido mucho en muy poco tiempo.

2. Facturación

Nadie dijo que una startup deba estar facturando desde el primer día. De hecho, según el modelo que tengas, quizá no esperes facturar un euro hasta dentro de mucho tiempo. Pero tenlo preparado: ¿estás facturando ahora mismo? ¿Cuánto? ¿Hay una evolución progresiva? ¿Estás facturando lo que esperabas facturar? ¿Más? ¿Menos?

3. Otros números

Ha llegado la hora de que cuentes el resto de números que creas relevantes: número de usuarios, de transacciones, de operaciones, de visitas, de descargas, de impactos publicitarios, de coste de adquisición de usuarios… Cualquier cifra que sea fundamental en tu negocio debe estar en esta parte de la reunión.

4. Equipo

No es obligatorio que te pregunten esto, pero casi todos lo harán: ¿quiénes formáis tu startup? ¿Cuántos sois? Y, sobre todo, ¿qué perfil tiene cada uno? ¿Os complementáis? ¿O sois tres personas del mismo perfil haciendo exactamente lo mismo? ¿Cuántos del equipo son socios de la compañía? Estos datos dirán mucho de la implicación de cada cual, así que prepáratelos y tenlos muy en cuenta.

5. Números futuros

Ya hemos hablado de los números actuales, pero, ¿qué pasa con los siguientes? ¿Cuántos usuarios tendrás en un horizonte próximo? ¿Cuántas operaciones? ¿Cuánta repercusión? ¿Ya estarás facturando? ¿Cuánto?

6. Qué pides y qué das a cambio

Es probable que ya te hicieras en su momento esta pregunta, pero conviene que tengas muy clara la respuesta. ¿Cuánto dinero necesitas? Y sobre todo, ¿qué porcentaje de acciones quieres dar a cambio? Y si al inversor en cuestión le gusta tu proyecto pero no estas cifras, ¿vas a cambiarlas? ¿Cuánto estás dispuesto a ceder? Llévate esto preparado y no improvises.

En la Fundación Innovación Bankinter también buscamos invertir en startups. Conoce cuáles son nuestros requisitos de inversión.

Artículos relacionados