Fundación 15 Mar 2021

Esther Dyson: "Debemos capacitar a las personas que vivirán en el futuro"

Continuamos nuestra serie de entrevistas a mujeres innovadoras con Esther Dyson.

Pragmatismo, claridad y sinceridad. Estos tres valores se destilan a simple vista de las palabras con las que esta autora, periodista, filántropa y empresaria ha contestado a nuestra entrevista, y simbolizan buena parte de su labor como inversora en el ámbito de la salud, la biotecnología o las iniciativas de gobierno abierto.

En un sector tradicionalmente masculino como es la tecnología, Esther se ha convertido en una figura de referencia como miembro fundador del ICANN, la agencia internacional que desarrolló los principales protocolos de Internet, y su determinación y sentido práctico la han llevado a ser una de las asesoras que colaboran con el gobierno ruso para establecer allí un nuevo Silicon Valley. Circunstancia que ha aprovechado para pasar medio año en la Ciudad de las Estrellas entrenándose como cosmonauta.

Así que podría decirse que Esther sabe reconocer, aceptar y superar un buen desafío. En estos momentos, Esther se encuentra inmersa en un proyecto filantrópico de gran impacto para la sociedad: Wellville, que persigue lograr un bienestar equitativo para todos.

2020 ha sido un año de inflexión abrupta para la humanidad ¿Dónde has visto las mejores reacciones ante la pandemia?

Las mejores reacciones se centran en arreglar la situación que ha provocado tanto sufrimiento innecesario -en otras palabras, pobreza, desnutrición, racismo y cosas por el estilo-. Ese es el trabajo que estamos fomentando en Wellville. Me apenan los fallecidos, pero donde puedo marcar la diferencia es con las personas que vivirán el futuro. Capacitar a las personas para rastrear contactos, administrar vacunas y demás, también debería capacitarlos, de manera más general, para trabajar en el futuro en una variedad de roles de cuidados personales y educación. Muchas personas habrán sufrido daños a largo plazo y necesitarán atención humana.

¿Qué cosas te han sorprendido positivamente?

Esto que voy a decir es una minucia. Básicamente que los ricos, que viajaban constantemente, han descubierto la felicidad (y lo saludable) de la vida sin desfases horarios. Con suerte, algunos de ellos también encontrarán formas de aliviar los desafíos del trabajo por turnos para aquellos que no pueden darse el lujo de trabajar desde casa en el horario que más les conviene.

¿Qué innovaciones destacarías en tu sector o campo de trabajo?

Está el tema de la brecha digital, aunque al mismo tiempo se ha vuelto mucho más fácil para la ciudadanía asistir en directo a reuniones que afectan a sus vidas - plenos de ayuntamientos, plataformas colaborativas y similares, así como a las sesiones del Congreso y el Senado … ¡incluso juicios políticos a un presidente (impeachment)! - sin necesidad de salir de casa ni de buscar quien se quede con los niños. Ahora el truco es asegurarse de que puedan tener voz y no sólo observar.

2021 será un año lleno de incertidumbres y también de esperanzas. ¿Cuándo confías que se despejarán las grandes incertidumbres (sanitarias, sociales, económicas)?

Nunca. Siempre pensamos que llegaremos "al final", pero eso sólo sucedería si nos muriésemos todos. Como no es el caso, siempre habrá conflictos y luchas, así como victorias y márgenes de mejora.

¿Cuáles son tus grandes motivaciones para seguir al pie del cañón?

Estoy haciendo algo útil. Soy periodista y, por ello, un tanto incisiva. Pero sé que ser pesimista no lleva a nada y, afortunadamente, soy optimista en que puedo marcar una diferencia (a través de Wellville y algunas de mis inversiones) en lo que legaremos a la próxima generación.

¿En qué terreno piensas que llegarán las innovaciones más importantes, o se debería hacer una apuesta, en los próximos años?

He aquí mi gran esperanza: que a medida que aprendamos a entrenar a las Inteligencias Artificiales (IA) y exijamos más transparencia en torno a su comportamiento, apliquemos la misma supervisión y atención a la forma en que entrenamos, es decir, criamos, a nuestros bebés y niños. Esto no implica control, sino apoyo social e inversión en cuidados infantiles, escuelas, atención a la salud (incluida la mental) y ese tipo de cosas. Los primeros años de vida pueden fomentar la resiliencia, la valentía y la participación activa, o pueden destruir gran parte del potencial de cada niño.

Si quieres leer nuestra primera entrevista a mujeres extraordinarias en el campo de la innovación, realizada a María José Alonso, una de las científicas españolas de  mayor reconocimiento internacional, pincha aquí.

En las próximas semanas continuaremos con el testimonio de mujeres que están liderando los diferentes aspectos de la innovación. ¡¡Síguenos!!

 

Artículos relacionados

Más en nuestra web