​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

En medio de la crisis del Covid-19, numerosas startups han destacado por ofrecer soluciones a los problemas provocados la pandemia. Conoce el caso de Wetaca.

Durante la crisis del coronavirus, muchas startups se han ofrecido a ayudar e incluso han aprovechado para adaptarse a la nueva situación y mejorar sus modelos de negocio. Este es el caso de Wetaca, una startup dedicada a la elaboración y envío de menús de comida a domicilio. Como sus fundadores Andrés Casal y Efrén Álvarez afirman, su obsesión es ayudar a que las personas coman bien todos los días, y más aún, en esta situación.

Durante esta crisis, como nos cuenta Andrés Casal en esta entrevista, Wetaca se ha adaptado rápidamente a las necesidades de la comida a domicilio, aprovechando para aprender en el proceso.

 

 

Wetaca comenzó por la seguridad de sus empleados y colaboradores, así como la de los clientes. Por ello, entre las primeras medidas que se tomaron fue el fomento del teletrabajo en todas aquellas personas que no estaban directamente relacionadas con la producción. Tanto la producción como la cadena de distribución fueron adaptadas a turnos y realizadas con mayores medidas de seguridad: incluyendo equipos de protección, aumentando la limpieza y manteniendo la distancia de seguridad.

Una vez cubiertas las necesidades básicas, se centraron en ver cómo la crisis podría afectar al negocio, por lo que, como primera medida defensiva redujeron la inversión en marketing y ajustaron costes para adelantarse a futuros problemas. Pronto comprobaron que la demanda de su negocio iba a más, por lo que mejorararon su capacidad productiva para poder servir mayor cantidad de menús.

En esta startup han observado que sus clientes han cambiado; algunos consumidores habituales que pedían Wetaca para la oficina han dejado de pedir, pero ha aumentado el número de clientes que estaban en casa y que no querían, o no podían, cocinar para comer bien. Andrés afirma que sus clientes han cambiado porque la vida ha cambiado.

Wetaca sigue dando su servicio, incluso ha ampliado sus zonas de reparto. Y aunque en el futuro de Wetaca, como en el de muchas empresas, hay mucha incertidumbre, Andrés cree que dependerá mucho de cómo evolucione la pandemia, por lo que no están haciendo planes a largo plazo, sino siendo reactivos y adaptándose a los cambios que se den en el día a día.

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Tendencia
    Inteligencia Artificial

    Tendencia que analiza cómo la Inteligencia Artificial mejorará aspectos de nuestra vida cotidiana como la educación, la salud o el trabajo.

  • Juliana Rotich
    Juliana Rotich

    Directora Ejecutiva en Ushahidi