​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Future Trends Forum 22 Jun 2018

Un mundo con más mayores, pero no necesariamente de más edad que antes

¿Estamos listos para acoger a un número cada vez mayor de personas antes consideradas ancianas y hoy no?

Se habla mucho del envejecimiento de la población. El envejecimiento es un concepto en boga para la sociología y distintas disciplinas desde hace muchos años, pero su denominación puede llevar a una interpretación errónea. Si el ser humano no hubiera dejado de vivir más desde que se empezó a hablar de este asunto, el récord de longevidad no lo ostentaría una mujer que murió hace más de 20 años, en concreto el 4 de agosto de 1997.

Jeanne Louise Calment fue la persona documentada más longeva de la historia. A pesar del envejecimiento de la población, nadie ha logrado superarla todavía. Pero el fenómeno es innegable cuando se mira al crecimiento del número de habitantes de este mundo por franjas de edad. Mientras el número de niños decae inexorablemente, el de los más mayores crece cada vez más. En España hemos registrado el peor saldo vegetativo (nacimientos respecto a defunciones de la población residente) de toda nuestra historia. A finales de este siglo, en el mundo habrá más personas mayores de 65 años que menores de 15. Los que superan los 70 años, que eran 200 millones de personas en 1950, será 2.000 millones antes del año 2100.

Nada hace prever que el récord de Calment vaya a batirse pronto, pero todo apunta a que cada vez va a haber más personas cercanas a la edad de la francesa o, al menos, casi centenarias. Esto es, sin duda, una buena noticia, pero es inevitable hacerse una pregunta: ¿está preparada la sociedad para ello? ¿Estamos listos para acoger a un número cada vez mayor de personas antes consideradas ancianas y hoy no?  

Nos enfrentamos a desafíos en casi todos los campos imaginables: el económico, el laboral y, por supuesto, el familiar. La buena noticia es que la sociedad empieza a ser consciente de ello; la no tan buena, es que la incertidumbre es grande. No se sabe bien hasta qué edad se va a vivir en un futuro, tampoco si van a cambiar las condiciones de los mayores -por ejemplo, si se va a trabajar más o si van a seguir teniendo cobertura social- ni si, como dicen algunos, el envejecimiento acabará curándose. Sólo el tiempo tiene las respuestas a estas cuestiones.

longevidad

Si quieres saber más sobre longevidad, descarga el informe del Future Trends Forum.

Más en nuestra web