​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Akademia 02 Ago 2018

Viaje al ártico para atraer a los jóvenes a estudiar ciencias

160 equipos han participado en la Competición Ártico, un proyecto europeo cuyo propósito es involucrar a los estudiantes en la educación en las áreas STEM.

Una expedición científica de 10 a 14 días al Ártico (norte de Noruega y Svalbard) este verano. Es el premio que obtendrá el equipo ganador de la Competición Ártico que otorga EDU-ARTIC, un proyecto europeo cuyo propósito es involucrar a los estudiantes en la educación en las áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) a través de la investigación ártica. Se trata de una de las propuestas de innovación educativa en el ámbito de las ciencias que recoge la comunidad europea SCIENTIX.

En la competición de innovación educativa han participado 160 parejas formadas por un alumno de secundaria de 13 a 20 años y un profesor que pertenezca a su misma escuela, aunque no tiene por qué ser necesariamente maestro del alumno. En total, han sido premiados seis equipos.

Cada estudiante -supervisado por el profesor con quien participa- ha presentado una propuesta de proyecto de investigación o un proyecto de innovación diseñado específicamente para un entorno ártico:

  • El proyecto de investigación debía plantear una cuestión en el ámbito de la investigación y diseñar formas de evaluar o responder a dicha pregunta de una manera práctica y factible durante la expedición de verano. El plan de investigación ha tenido en cuenta el equipo de laboratorio disponible en las estaciones polares y sus especificidades, así como las condiciones locales.
  • El proyecto de innovación, por su parte, debía proponer una solución innovadora a un problema específico en el Ártico, cuyo diseño o prototipado deberán implementar.

Los proyectos han sido evaluados según la originalidad del concepto; la claridad a la hora de describir la idea; que describa una pregunta y formule una hipótesis y formas de probarla (en el caso de la investigación) o que plantee un problema y documente la propuesta de una solución (en el caso del proyecto de innovación). También se ha tenido en cuenta la viabilidad del proyecto.

En la actualidad se estudia la posibilidad de hacer una tercera edición de esta iniciativa.

Artículos relacionados

Más en nuestra web