Economía de experiencias

Tom Gilovich nos presenta su argumentación de que una economía futura donde la maquinas trabajen puede ser positivo, ya que da posibilidad a los humanos de tener más tiempo y por lo tanto tener más experiencias, que es lo que realmente nos hace felices.