4. Gentrificación y acceso a la vivienda

4. Gentrificación y acceso a la vivienda

Según apunta Anita Roth, responsable de investigación de políticas en Airbnb, se estima que las ciudades necesitarán entre 200 y 1.000 millones de viviendas nuevas para 2050, año en el que la ONU prevé que la población mundial alcance los 9.700 millones de almas.

La gentrificación, que consiste en que ciudadanos acomodados se instalen en barrios céntricos, pero poco dotados de servicios o con cierto abandono urbano, produce un aumento del precio de la vivienda y hace que los habitantes naturales de ese tipo de barrios tengan que alejarse o reubicarse. La gentrificación sucede porque la gente está continuamente buscando sitios mejores y más baratos en los que vivir.

La combinación de las grandes tendencias demográficas y de la distribución de la riqueza nos pueden llevar a un cambio radical en el desarrollo social de las ciudades”, dice Jens Schulte-Bockum, responsable de operaciones de la compañía sudafricana de telecomunicaciones MTN Group y patrono de la Fundación Innovación Bankinter.

Algunas de las soluciones al acceso a la vivienda pasan por el teletrabajo, pues contribuye a que cada vez más profesionales trabajen de forma remota, de manera que no haga falta que se muden a las grandes ciudades. “Uber, Airbnb, Wework… Estamos creando nuevos paradigmas para el transporte, el alojamiento o el trabajo que pueden transformar las ciudades”, apunta Kyle Corkum, cofundador y consejero delegado de la promotora LStar Ventures.

Si cada vez más personas van a vivir a las ciudades, es necesario realizar políticas activas que promuevan la cohesión social, facilitando el acceso a la vivienda a los colectivos más desfavorecidos.

Los grandes retos de las ciudades