3. El medioambiente entra en la agenda

3. El medioambiente entra en la agenda

Minimizar la huella energética es una de las grandes tareas pendientes de los núcleos urbanos que quieran ser más sostenibles.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas aluden claramente a este asunto. La meta número 11, Ciudades y comunidades sostenibles, fija el compromiso de que para 2030 las ciudades y asentamientos humanos se conviertan en “lugares seguros, resilientes y sostenibles”. También se establece el compromiso de “reducir el impacto ambiental adverso per cápita de las ciudades, prestando especial atención a la calidad del aire y al manejo de los residuos municipales y de otros desperdicios”.

En su informe Hacia la ciudad 4.0, la consultora KPMG detecta cuatro ámbitos en los que debe centrarse la gestión del medio ambiente y de los recursos energéticos:

  1. Gestión eficiente de los recursos. Por ejemplo, a través de sistemas inteligentes de encendido y apagado del alumbrado público.
  2. Gestión de los residuos. Esta tarea se está convirtiendo en más eficiente gracias a medidas como la instalación de sensores de cubos que avisan de cuándo están llenos.
  3. Gestión inteligente del agua. Los sensores y dispositivos inteligentes pueden aportar información relevante “sobre el nivel del saneamiento, presión de la red, bocas de riego, caudalímetros y lecturas de parámetros de calidad del agua”.
  4. Control de la calidad del aire. Se puede realizar gracias a los sensores inteligentes repartidos por la ciudad.

A ello, añadiríamos la implantación de modelos de Economía Circular. Como apunta Adriana Zacarías Farah, experta de ONU Medio Ambiente, en el artículo “¿Qué es la economía circular y cómo cuida del medio ambiente?”, “debemos pasar de ser consumidores a ser ciudadanos”.

Uno de los mayores desafíos que afrontan las ciudades, de acuerdo con el criterio del panel de expertos del Future Trends Forum, es precisamente la sostenibilidad y la transición energética: “Hace falta desarrollar una agenda agresiva de electrificación, poniendo especial énfasis en los transportes comerciales, como furgonetas o camiones”.

Todos los elementos que configuran la ciudad de hoy son importantes. Pero deberíamos darle más peso si cabe a la protección del medioambiente, del que depende nuestro futuro”, concluye Marco Pedrazzo, responsable de desarrollo de negocio del despacho de arquitectura Carlo Ratti Associati.

Los pilares de las smart cities