España

Según DigitalES, Asociación Española para la Digitalización, que reúne a las principales empresas del sector de la tecnología e innovación digital en España, el impacto de la transformación digital sobre el valor añadido bruto de los principales sectores económicos de España alcanzará entre 120 mil y 200 mil millones de euros en 2025, esto es, un incremento de entre 1,3 y 1,8% anual del PIB. Existe una fuerte correlación entre el PIB per cápita y el nivel de digitalización de un país.

En palabras de Alicia Richart, Directora General de DigitalES, “la economía digital representa el 5,6% del PIB de España, pero únicamente estamos capturando un 13,5% del potencial digital.  Sin embargo, somos el país europeo con mejores infraestructuras de telecomunicaciones de banda ancha, solo por detrás de Japón y Corea a nivel mundial, y esto significa una clara ventaja competitiva que debemos aprovechar fomentando su demanda.

De acuerdo al informe de Quint, que Alicia Richart prologa, “Cloud Computing en España 2019”, el gasto en la nube de las cien primeras empresas pasará de 280 a 1.600 millones en 2020. Entre los sectores que más crecimiento van a tener mencionan la banca, las utilities y la logística. Igualmente, el crecimiento será importante también en el sector de las empresas de telecomunicaciones, que se comportará simultáneamente como un cliente importante en la adopción de la nube para su negocio, y como un proveedor y prescriptor de esta tecnología para sus propios clientes.

Según el mencionado informe, las organizaciones españolas perciben hoy la nube en términos estratégicos, como habilitador de la transformación digital a través de tres dimensiones que consideran fundamentales:

  • Transformación organizativa de TI (clave para el 65% de las empresas consultadas),
  • Flexibilidad y escalabilidad (63%) e
  • Innovación para la mejora del Time-to-Market (55%).

El grado de adopción en la empresa española sigue siendo bajo (las empresas que destinan menos del 15% de presupuesto de TI al Cloud Computing representan aún el 58% para la parte de IaaS/PaaS y el 75% para la de SaaS).

El informe analiza también los usos que las compañías españolas están haciendo del Cloud Computing. Lo más utilizado son el correo y ofimática (69%) y la capacidad de procesamiento (65%). Las soluciones de almacenamiento han crecido mucho en tan sólo un año, con un 62% de respuestas. Este aumento refleja la demanda creciente de las empresas para gestionar la ingente cantidad de datos que generan.

Fuente: https://www.expansion.com/economia-digital/companias/2019/08/13/5d51cecb468aebe86b8b466e.html

 

Según los datos de IDC, el mercado cloud en España tiene una previsión de crecimiento cercana al doble dígito hasta 2021, muy por encima de la media del sector TIC nacional que va a estar entorno al 2%.

Respecto a los sectores que van a hacer un mayor uso de los servicios en la nube, los sectores de distribución y servicios, infraestructura y manufacturero son los que mayores crecimientos van a tener, todos ellos por encima del 20%.

Los crecimientos previstos para España son superiores además a la media de Europa occidental, explicado en gran medida porque el mercado está menos maduro que el de la mayoría de las grandes economías europeas.

IaaS: Entre los principales proveedores de servicios de cloud pública, sobresale Amazon Web Services con una cuota del mercado de ingresos superior al 42% y más que doblando en cuota al segundo (Telefónica).

PaaS: Respecto al mercado de plataforma como servicio, existe una mayor atomización ya que el top5 supone el 48% del mercado. AWS es el actor principal del mercado al igual que en IaaS, aunque en este caso la cuota de mercado es inferior al 20%.

SaaS: El mercado de software como servicio es el más atomizado, con sólo un 25% del mercado repartido entre las 5 empresas dominantes y con Microsoft como líder de mercado.

Fuente: IDC MERCADO CLOUD ESPAÑA 2018

 

Algunos grandes proyectos en España son:

  • Repsol: Acuerdo con Google Cloud para desplegar herramientas de datos e inteligencia artificial en sus refinerías de petróleo.
  • Naturgy desplegará un modelo de nube híbrida junto con IBM para transformar digitalmente tanto sus operaciones internas como sus procesos de interacción con los clientes.
  • Cepsa ha creado una plataforma de nube híbrida con la tecnología de contenedores de Red Hat, que permite desarrollar y lanzar aplicaciones más rápido y con mayor flexibilidad.
  • En Banca existen ya muchos proyectos en marcha y muchos otros previstos. Por poner tan sólo un ejemplo, Bankinter utiliza Amazon Web Services (AWS) como parte fundamental de su aplicación de simulación de riesgo crediticio y desarrolla algoritmos complejos para simular diversas situaciones y evaluar el estado financiero de los clientes.
 

 

Impacto de Cloud Computing