Usuarios

El Cloud Computing ha pasado de ser una solución para ahorrar costes y convertir inversiones en gasto corriente, a ser una solución estratégica para cualquier compañía o institución.

Tener la capacidad de acceder al software más avanzado y puntero de Inteligencia Artificial, de Internet de las Cosas, o de Big Data, pasa hoy en día por los proveedores de Cloud Computing. Así que empresas de todos los tamaños, desde las mayores multinacionales del Mundo hasta las PYMEs e incluso emprendedores particulares, están contratando servicios de Cloud Computing para tener acceso a las más sofisticadas herramientas informáticas.

Un ejemplo de esto es Machine learning as a service (MLaaS), que permite el desarrollo de soluciones sofisticadas de Inteligencia Artificial, y es ofrecido por cuatro gigantes de la informática y del Cloud Computing: Los servicios de Amazon Machine Learning, Azure Machine Learning, Google Cloud AI e IBM Watson son los más demandados y ponen al alcance de cualquiera herramientas que hace pocos años eran elitistas, muy caras y muy complejas de utilizar.

Es fácil perderse en la variedad de soluciones disponibles. Cada uno de los grandes proveedores de Cloud Computing ofrecen una centena o más de servicios, algunos propios y otros de terceros especialistas. Difieren en términos de algoritmos, difieren en términos de habilidades requeridas, y difieren en interfaces de programación y en tareas. Esta situación es bastante común en un mercado tan incipiente e innovador. La velocidad del cambio es impresionante. Existe una alta probabilidad de que se elija un proveedor y, de repente, otro proveedor despliegue algo inesperado que satisfaga mucho mejor las necesidades del negocio.

Por eso es esencial estar preparados para el Multicloud y tener definidas las estrategias de con qué proveedor se hacen qué cosas y asegurarse de que son lo más compatibles posible con otras soluciones.

Así pues, quizás el mayor impacto para las empresas usuarias del Cloud Computing es el acceso a tecnologías punteras e innovadoras sin necesitar enormes inversiones ni perfiles muy especialistas. Esto hace que las ventajas competitivas estén más en el talento y en el factor humano que en el acceso a la tecnología. Las claves son:

  • La visión estratégica,
  • La búsqueda de sinergias con otros actores del mercado, incluso competidores (lo que se denomina coopetidores) y
  • Llegar a formas diferenciales y superiores de satisfacer las necesidades de los clientes finales.

Según LogicMonitor, la inteligencia artificial (IA) y el Machine Learning serán los principales catalizadores que impulsarán una mayor adopción de la computación en la nube para 2020.

Pymes

Para las PYMES ha supuesto acceder a soluciones del tipo CRM (Customer Relationship Management) y ERP (Enterprise Resource Planning) de máximo nivel que de otra manera estarían vedadas. El modelo Cloud Computing, que en este caso se trataría de un servicio SaaS (Software as a Service), no sólo facilita el acceso a este tipo de software por precio, sino porque suele estar empaquetado y predefinido por lo que no se necesitan perfiles expertos para su puesta en marcha.

Este es otro de los grandes impactos importantes del Cloud Computing: Lo que antes estaba reservado para grandes compañías con grandes presupuestos y equipos de expertos, se pone a disposición de las PYMES, que ahora pueden competir de tú a tú con cualquiera.

Uno de los casos más exitosos y que más ha democratizado el software de gestión y relación con clientes (CRM) es el de Salesforce. Con más de 150.000 clientes, Salesforce domina el mercado del CRM con una cuota de más del 20%, según Forbes.

Cuando el Future Trends Forum estudió la tendencia del Cloud Computing en 2010, Salesforce facturaba alrededor de mil millones de euros al año. Este año 2019, ha facturado más de 13 mil millones de euros y tiene una capitalización bursátil de 115 mil millones de euros. Y es un caso paradigmático de la democratización de las soluciones informáticas: Lo utilizan desde gigantes como Facebook y Amazon o, a nivel español, tres cuartas partes de las empresas del IBEX35, según el director general de Salesforce España, Enrique Polo de Lara, hasta startups de nueva economía.

Otro contendiente muy interesante para las PYMES y emprendedores es HubSpot, que ofrece su software de manera gratuita.

Administración Pública

Respecto a las Administraciones Públicas, el uso de Cloud Computing no ha sido tan masivo como en el ámbito empresarial, si bien las nuevas leyes y normativas creemos que van a intensificar su uso. En el caso español, las distintas administraciones deben impulsar la Administración Electrónica enmarcada en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Publicas y para ello, el Cloud Computing híbrido y el Multicloud son herramientas posibilitadoras.

En Estados Unidos, y según Gartner, casi la mitad de las organizaciones gubernamentales estadounidenses utilizan activamente los servicios en la nube.

Las Administraciones Públicas según el citado informe de Gartner persiguen básicamente dos objetivos con el Cloud Computing: "brindar servicios de manera eficiente y lograr ahorros de costes".

Además de su papel como usuarias del modelo, las Administraciones Públicas tiene también un papel fundamental en el ámbito regulatorio. Cabe destacar en este sentido la “Guía para clientes que contraten servicios de Cloud Computing”, publicada por la Agencia Española de Protección de Datos.

 

Sociedad

En nuestra vida cotidiana usamos Cloud Computing constantemente, probablemente sin pensarlo: como cuando utilizamos el servicio de correo electrónico basado en la web, viendo películas o series a través de alguna plataforma de pago, editando documentos y almacenando imágenes o compartiendo y consultando las Redes Sociales o los medios de comunicación.

La economía colaborativa es un gran usuario de Cloud Computing. Por ejemplo, Wallapop, una startup española de compra y venta de productos de segunda mano nació como un negocio basado en la nube de Amazon, AWS y hoy día, descargada ya por decenas de millones de usuarios, sigue apostando por un modelo cloud.

La comunidad de viajes compartidos de larga distancia más grande del mundo, BlaBlaCar, también está en la nube y utiliza la tecnología de contenedores con el orquestador Kubernetes.

Y Adevinta (antes, Schibsted Spain), la empresa líder en MarketPlaces o "supermercados digitales" que está detrás de líderes fotocasa, habitaclia, InfoJobs, coches.net, motos.net, milanuncios y vibbo, hace un uso intensivo de Cloud Computing en formato Multicloud: Oracle Eloqua Marketing Cloud Service, y AWS en España, con tecnología de contenedores.

Otro ámbito en el que el Cloud Computing está teniendo un enorme impacto es en el de los juegos. Se denomina Cloud Gaming. El cambio hacia los juegos en línea frente a las copias físicas de los juegos, comenzó a mediados de 2010. La evolución del Cloud Computing se ha apoderado de la mayor parte de la industria del juego. El último en entrar al mercado ha sido Google con Stadia, un servicio de suscripción para videojuegos en la nube y esa es la tendencia: ir a modelos de suscripción y de streaming.

Según el informe Global Games Market Report de la empresa de análisis especialista, Newzoo, hoy en día hay más de 2.500 millones de jugadores en todo el mundo que gastarán unos 150 mil millones de euros en juegos en 2019, así que es un mercado que nadie quiere perderse.

Educación

Para acabar con el impacto en la sociedad, no podemos dejar de mencionar la revolución que el Cloud Computing ha traído a la educación: Si pensamos en países, el bajo coste del Cloud Computing, combinado con su disponibilidad universal, puede contribuir a nivelar el terreno de juego internacional en lo que a educación se refiere. No sólo es posible desarrollar un plan de estudios universal para todas las escuelas de un país, sino que el Cloud Computing también facilita la posibilidad de ofrecer a todos los estudiantes, desde Estados Unidos hasta África, la misma experiencia en educación.

Los MOOC (del inglés Massive Open Online Course) son cursos en línea dirigidos a un número ilimitado de participantes a través de Internet según el principio de educación abierta y masiva. En estos últimos años hemos visto un crecimiento espectacular de esta forma de impartir educación. A día de hoy, se estima que existen más de 100 millones de alumnos que han cursado un MOOC. En 2018, 20 millones de nuevos estudiantes se inscribieron en al menos un MOOC. Con más de 900 universidades involucradas y una oferta de más de 11.000 cursos, los MOOC permiten el acceso a educación de calidad a personas que, de otra manera, no podrían formarse.

Junto a los MOOCs han aparecido también los LMS (Learning Management System), aplicaciones de aprendizaje basadas en la nube, donde maestros y estudiantes comparten recursos. Como ejemplo, podemos citar GoogleClassroom.

Impacto de Cloud Computing