El COVID-19 ha resaltado un desafío: asegurar alimentos para una creciente población mundial: En términos de seguridad alimentaria, la pandemia ha revelado de manera muy cruda la vulnerabilidad de la humanidad. Esta pandemia es un acontecimiento grave y excepcional que ha requerido de una rápida acción coordinada a nivel mundial. 

Para Stefan Schmitz, Director Ejecutivo de Crop Trust, una ONG que trabaja para preservar la diversidad de cultivos para proteger la seguridad alimentaria global, la humanidad sobrevivirá a esta crisis, pero en la recuperación deberá aprender de las lecciones tan dolorosas de este momento y dar respuesta al desafío de asegurar alimentos para una creciente población mundial.

Para Stefan, resolver el reto requiere de:

  • Instituciones mundiales robustas.
  • Líderes políticos comprometidos.
  • Regulaciones adecuadas basadas en I+D+i.

Para Schmitz, la agrobiodiversidad, adaptada a las condiciones culturales y ambientales de cada zona del mundo, y la optimización de la cadena de suministro alimentario, son los dos ejes sobre los que trabajar.

En el siguiente vídeo, puedes ver la intervención de Stefan Schmitz en el Future Trends Forum "La comida del futuro":

La seguridad alimentaria y nutricional se encuentra en el centro de los sistemas alimentarios, y el que haya suficientes alimentos saludables para todos está vinculado con una agricultura productiva y diversificada.

Para Stefan, surge la pregunta: ¿No tendría sentido enfocarnos un poco menos en las cadenas de suministros mundiales y un poco más en la nueva regionalización de los sistemas alimentarios?”

Su respuesta es que no será sencillo cambiar nuestros sistemas alimentarios, ni hacerlos más resistentes, sostenibles, ni aumentar la seguridad alimentaria. “No existe una varita mágica; ninguna solución por sí sola será suficiente, pero debemos replantear la globalización en los sectores agrícolas y alimentarios”

Deben revisarse los siguientes aspectos:

  • Reajuste de la globalización del sector. Una mayor autosuficiencia significaría mayor seguridad contra las crisis y mayor desarrollo rural. La autosuficiencia debe formar parte de una estrategia integral.
  • Fortalecer la conexión entre áreas rurales y urbanas.
  • Mayor atención a la gestión política en zonas rurales.
  • La diversidad biológica agrícola debe contribuir al desarrollo de la economía rural.