Seguridad alimentaria

Seguridad Alimentaria

Roberto Ridolfi, Subdirector General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), asegura que el futuro de la alimentación tiene que estar ligado necesariamente a la sostenibilidad del sistema alimentario y específicamente alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con especial foco en el ODS nº 2 que persigue erradicar el hambre, así como el ODS nº 12 que se propone garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

 

El futuro de los alimentos es uno y solo uno: los sistemas alimentarios sostenibles” R. Ridolfi

 

Para Ridolfi, la seguridad alimentaria es el objetivo a perseguir, que sólo se alcanza cuando “todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”. Si además es de manera sostenible, daríamos paso a un verdadero Sistema Alimentario Sostenible.

Ridolfi asegura que para diseñar un sistema alimentario sostenible, las acciones deben pivotar sobre los siguientes ejes:

  • Impacto económico -Prosperidad.
  • Impacto social - Personas.
  • Impacto medioambiental - Planeta.

 

Van a desempeñar un papel muy importante en la transformación de los sistemas alimentarios del futuro:

  • El poder de las costumbres tradicionales y culturales como las de la región mediterránea.
  • El comportamiento de los consumidores: cuestiones como la honestidad, autenticidad y correcto etiquetado de los alimentos, impactarán en la confianza.

 

El COVID-19 es una mini-versión de lo que sucederá con el cambio climático, que será mucho más doloroso para la humanidad, perdurará aún más y su efecto será aún más profundo” R. Ridolfi

 

Ridolfi asegura que “la mayoría de los alimentos en este planeta, están producidos por personas con una ingesta de calorías insuficiente para el esfuerzo físico que requiere trabajar en la producción de los mismos”.

En el siguiente vídeo, puedes ver la ponencia de Roberto Ridolfo en el Future Trends Forum:

 

 

Biodiversidad

El coste de la biodiversidad

¿Quién calcula el coste de la biodiversidad que se utiliza en la producción de alimentos?

 

La biodiversidad es esencial para la vida; nuestro planeta y la economía dependen de ella y de los ecosistemas, que nos proporcionan alimentos, salud, medicamentos, materiales, ocio y bienestar. La mitad del producto interior bruto (PIB) mundial, es decir, unos 40 billones de euros, depende de ella.

Las actividades humanas insostenibles están deteriorando de forma irreversible la biodiversidad del planeta: la población mundial de especies silvestres se ha reducido un 60% en los últimos 40 años y cerca de un millón de especies están en peligro de extinción.

La pérdida de biodiversidad y la crisis climática son interdependientes y se agravan la una a la otra. La Unión Europea ya trabaja en una estrategia para mitigar los efectos del cambio climático antes del 2030.

Para el FMI el valor de la biodiversidad supone hasta un 60% del PIB mundial por lo que destruirla debería ser muy costoso en términos de impacto social y económico. Ridolfi apuesta por diseñar un nuevo concepto de economía basada en la sostenibilidad, donde se debe incluir el “capital natural”, es decir, el coste medioambiental de los alimentos que consumimos.

Igual que a raíz del Protocolo de Kioto se crearon los bonos de carbono, los expertos del FTF consideran de forma unánime que ha llegado el momento de desarrollar bonos de biodiversidad y sostenibilidad medioambiental, que deben valorarse con mecanismos similares a los que se emplean con la huella de carbono, de manera que se premie, multe o compense económicamente, en función del impacto producido.