Inteligencia Artificial

No existe una definición consensuada. Los expertos del Future Trends Forum nos ayudaron a definirlo: 

En lo relacionado con el IoT, la Inteligencia Artificial es el conjunto de programas informáticos que, mediante algoritmos, son capaces de proponer decisiones y acciones y además llevarlas a cabo en función de un contexto determinado y de unos parámetros previamente definidos, de manera que se maximicen las posibilidades de éxito o de mejor escenario posible en algún objetivo o tarea. Esto es lo que se denomina “Inteligencia Artificial estrecha” (Narrow Artificial Intelligence), es decir, programas que hacen muy bien tareas específicas en entornos predefinidos y con condiciones pre establecidas.

Dentro de esta definición, si se usan algoritmos para analizar datos, aprender de ellos y luego hacer una determinación o predicción sobre algo, estaremos hablando de Aprendizaje Automático o Machine Learning. Es decir, en lugar de rutinas de software de codificación manual con un conjunto específico de instrucciones para realizar una tarea en particular, la máquina se “entrena” utilizando grandes cantidades de datos y algoritmos que le dan la capacidad de aprender a realizar la tarea cada vez mejor.


A su vez, una de las formas de Aprendizaje Automático, es el denominado Aprendizaje Profundo o Deep Learning, donde se aplican arquitecturas de redes neuronales para el aprendizaje del sistema (o máquina, si queremos llamarla así). Se trata, básicamente, de entrenar al sistema mediante técnicas de aprendizaje inductivo, de manera que pueda, automáticamente, conseguir los conocimientos necesarios a partir de ejemplos reales sobre la tarea que se desea modelizar. 


Aunque aún no son mayoría los proyectos que conjugan estas dos tecnologías, la inteligencia artificial será necesaria para manejar la gran cantidad de "cosas" conectadas en línea, y será aún más importante para dar sentido a los datos transmitidos desde estos dispositivos.