Máquinas que sienten

Máquinas que sienten

Las propuestas más innovadoras respecto a la inteligencia artificial tienen algo en común: están intentando ir más allá del uso del machine learning para analizar cantidades ingentes de información y se están aventurando en la investigación de los aspectos más humanos de la inteligencia artificial. Un ejemplo claro es el diseño de máquinas que sean capaces de sentir emociones o ser conscientes de su propia existencia. Antonio Damasio, ha publicado un paper recientemente en el que explica este proyecto. La idea es desarrollar máquinas que sean capaces de sentir, de tener sentimientos 


 

Este este Vídeo, Antonio Damasio especifica que tener máquinas con sentimientos podía servir para dos cosas:   como una plataforma experimental de pruebas (como una forma de estudiar los sentimientos y la conciencia humanos pero fuera del cuerpo humano) y para crear una máquina aún más inteligente, que  al tener posibilidad de sentir, cabría la posibilidad de tener conciencia.

Damasio apuesta por el desarrollo de robots blandos (de materiales hiperflexibles) que favorece una interacción más segura con el medio ambiente  y capaces de interactuar con el ser humano. Si a estos le añadimos capacidad intelectual, nos acercamos a la propuesta de Damasio: en lugar de montar un dispositivo muy complejo cognitivamente hablando, nuestro experto propone debilitar el diseño y crear vulnerabilidad y riesgo esperando que, al tener una gran capacidad intelectual, viéramos una evolución del robot, con la posibilidad de defenderse y de ser más inteligente debido a su necesidad de adaptabilidad. 

Es decir, Damasio y su equipo proponen una clase de máquinas que pudieran desarrollar sentimientos y conciencia, pero, sobre todo, la sensación de riesgo para sí mismas. Para que esta máquina perciba el riesgo y desarrolle la necesidad de mantenerse con vida hace falta algo más que un cuerpo vulnerable (o blando): debe ser capaz de sentir.  Son los sentimientos los que guían nuestra vida: todo lo que hacemos se ve impactado por ellos. 

La conciencia, al fin y al cabo, es la posibilidad de tener una experiencia mental que cuenta con dos componentes críticos:

    - la autorreferencia, cuando eres consciente de algo, sabes que se refiere a ti, en concreto se refiere a tu cuerpo.

   - es inevitable que dichas experiencias mentales vayan acompañadas de sentimiento; no es que pueda haber o no un sentimiento, es que es inherente al proceso de experiencia. Este sentimiento es una especie de clasificación del estado de la vida en un momento determinado.

Así, Damasio propone crear máquinas vulnerables que sean capaces de tener sentimientos y, lo tanto, conciencia de sí mismas y del riesgo al que se ven sometidas.

 

 

Neurociencia: más allá del cerebro

  • Qué es neurociencia

    Qué es y qué estudia la neurociencia

    Ver más
  • Aplicaciones

    Cuales son las principales aplicaciones de la neurociencia

    Ver más
  • Neurotecnología

    Principales tecnologías que influyen en esta ciencia

    Ver más
  • Futuro de la neurociencia

    Prediciones del FTF sobre el futuro de esta ciencia.

    Ver más