Técnicas de observación del cerebro

Técnicas de observación del cerebro

Todos los descubrimientos en el campo de la neurociencia están acercándonos poco a poco a comprender con más detalle el funcionamiento del cerebro a nivel celular. Esto es posible gracias al desarrollo de la tecnología, que posibilita la observación de este órgano a diferentes escalas y con diferentes técnicas. Es obvio que, cuanto más evolucionen los métodos de observación, podremos obtener información más valiosa, detallada y rigurosa.

Actualmente, existen muchas modalidades de neuroimagen, como la resonancia magnética, la magnetoencefalografía o la electroencefalografía. También existen técnicas más detalladas, como la tomografía de coherencia óptica o la estimulación transcraneal con corriente continua. En general, podemos dividirlas en técnicas de neuroimagen que estudian los rasgos estructurales y anatómicos y las modalidades de imagen que estudian los aspectos funcionales.

En la actualidad, todas las técnicas se utilizan para el diagnostico clínico y la investigación, pero las técnicas de neuroimagen también pueden ser útiles para otras muchas áreas como examinar el envejecimiento y la neurociencia de rehabilitación, entender el aprendizaje infantil e incluso aplicarse en áreas como la inteligencia artificial, la neurociencia computacional, la ciencia de materiales, la ingeniería de hardware, la ingeniería biomédica y la biotecnología.

A pesar de todo lo que se puede conseguir las técnicas actuales de neuroimagen, el desarrollo de nuevas herramientas es continuo y se enfrenta a muchos retos éticos, jurídicos y cuestiones de privacidad que deberán ir solucionando a la vez que se desarrollan las nuevas técnicas y sus aplicaciones.