Digitalizando la salud

Digitalizando la Salud

La digitalización de nuestro entorno es una realidad. Nuestra vida cotidiana pivota alrededor de la tecnología de los dispositivos, y los datos, que 24x7x365 se intercambian, se analizan y nos proporcionan información de utilidad, que nos ayuda a tomar decisiones sobre nuestra vida.

En el mundo de la salud, la digitalización pretende ser la herramienta que ayude a alcanzar la eterna promesa de que el paciente se convierta en el epicentro sobre el que giren todos los servicios de salud del futuro.

A pesar de los importantes avances que los sistemas de salud lograron en la última parte del siglo pasado, garantizando en muchos casos el acceso universal, incrementando la esperanza de vida y mejorando la prevención y los hábitos de vida saludable, nos enfrentamos en el futuro inmediato a importantes retos de índole global que hay que resolver con nuevas herramientas.

El reto de la prevención de las enfermedades crónicas: una inversión vital

Las enfermedades crónicas son la causa del 60% de las muertes a nivel mundial y desencadenan el 75% del gasto sanitario. Cerca de 388 millones de personas morirán en los próximos 10 años por una dolencia crónica y España será en 2050 un país envejecido. Así se desprende del informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “Preventing chronic diseases: a vital investment”.

Es por tanto necesario mejorar la eficiencia y la calidad de los servicios y la atención sanitaria. De tal de forma que las inversiones en el sistema sanitario se orienten a mejorar los resultados en salud de las personas.

La innovación sanitaria es una oportunidad para el cambio de procesos

La digitalización de la salud pretende erigirse en un nuevo paradigma que mejore el funcionamiento de los sistemas sanitarios, donde el paciente pueda gestionar su salud con un nuevo modelo de interacción; entre médico y paciente y entre el propio paciente y el sistema.

Los sistemas de salud tendrán que reorientarse hacia la prevención, fomentando el cambio de comportamiento de los pacientes a través del desarrollo de hábitos saludables y a la promoción del bienestar. La clave es cómo se consumirá en un futuro la salud, cómo se proveerá y en cómo se cuidará a los pacientes.

Se trata de una innovación abierta en la que deben confluir muchos perfiles de personas de campos diferentes, permitiendo encontrar soluciones nuevas y transformadoras.  Es además una innovación disruptiva; aquella que cambia la forma de hacer las cosas.

Convertir la salud en un activo a largo plazo, no sólo un gasto a corto plazo

En este sentido, gobiernos e instituciones, proveedores públicos y privados han de conferirse en estrategas e ir más allá de la táctica de los ciclos políticos, ya que se necesita un plan de acción que permita acelerar los beneficios que trae consigo la Salud Digital, para lograr que este nuevo paradigma se presente como una solución real a los problemas que tenemos en nuestros sistemas.

La Salud Digital no es un fin en sí mismo para la sanidad, sino una herramienta que puede dar respuesta a algunas de las necesidades imperiosas que amenazan a los sistemas sanitarios.

El problema esencial reside en la dificultad para aumentar la productividad de los profesionales, frente al incremento en la demanda de atención. La Salud Digital facilitará la reingeniería de procesos para poder ofrecer más atención, de más calidad, a más gente y de una manera sostenible.

En diciembre de 2016 la reunión del Future Trends Forum de la Fundación Innovación Bankinter reunió a 32 expertos en Madrid para analizar el desarrollo e impacto de la Salud Digital. El contenido de esta Web es un resumen actualizado de lo que allí se trató.

En la web de esta tendencia se analizan los beneficios que puede reportar la Salud Digital para todos los agentes implicados en el sistema sanitario. Poniendo el foco en la mejora de la calidad de vida de los pacientes, alineado con un nuevo modelo de gestión y financiación que reduzca el gasto de atención sanitaria y optimice la inversión en salud a nivel global.

Se identifican además las barreras a las que se debe hacer frente para conseguir la implantación universal de la Salud Digital, se valoran las nuevas oportunidades de negocio y financiación que ofrece este nuevo modelo, y se plantean una serie de propuestas de acción que podrán acelerar la llegada de los beneficios de la Salud Digital.

Digitalizando la Salud

  • Destrucción creativa

    Destrucción creativa

    La “Destrucción creativa” es lo que propone el Dr Julio Mayol

    Ver más
  • Avatar Digital

    Avatar Digital

    La figura del avatar digital será un elemento motivador del cambio de comportamiento de los pacientes

    Ver más
  • Información genética

    Información genética

    A pesar de la diversidad humana, toda persona merece ser tratada individualmente

    Ver más
  • Comportamiento individual del paciente

    Comportamiento individual

    La Salud Digital nos permitirá usar sistemas que nos inspirarán a mejorar nuestra propia salud

    Ver más
  • Salud como activo social

    Salud como activo social

    ¿Y si en vez de gastar en curarnos, gastamos en salud mental, nutrición o ejercicio físico?

    Ver más
  • Empoderamiento del paciente

    Empoderamiento del paciente

    Las personas que conviven con una enfermedad pueden mejorar la gestión de su dolencia

    Ver más

Salud Digital

  • Digitalizando la salud

    Como digitalizar

    Digitalizando la salud

    Ver más
  • Armas para la revolución de la Salud Digital

    Armas

    Armas para la revolución de la Salud Digital

    Ver más
  • Innovación en Salud

    Innovación en Salud

    Innovación en Salud y nuevos modelos de negocio

    Ver más
  • Conclusiones - Beneficios y barreras

    Conclusiones

    Conclusiones - Beneficios y barreras respecto a la Salud Digital

    Ver más