Fundación Future Trends Forum Comida del futuro Los retos del Sistema Alimentario

Los retos del Sistema Alimentario

 

El futuro de la alimentación ya está en nuestros manos, en cada uno de nosotros, con nuestras decisiones actuales como consumidores, distribuidores, productores, inversores y gobiernos, determinaremos todo lo que suceda en las próximas décadas.

Se requieren decisiones y acciones urgentes, lideradas y coordinadas a nivel mundial por organizaciones y emprendedores comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con la meta de alcanzar la seguridad alimentaria mundial en 2030.

¿Cuáles son los desafíos más urgentes que enfrenta el sistema alimentario del siglo XXI para ser sostenible y seguro?

Para dar respuesta a esta pregunta, dividimos los desafíos según afectan a cada uno de los cinco tipos de actores involucrados en el sistema alimentario. Cada uno de ellos, se perfila como protagonista y agente del cambio para los próximos años:

      - Agronegocios (actividades económicas derivadas o ligadas a los productos del campo).

      - Gobiernos y agentes reguladores.

      - Emprendedores e innovadores tecnológicos.

      - Defensores de los consumidores y ONG.

      - Inversores.

Los desafíos a los que se enfrentan estos grupos, identificados por los expertos del FTF, son:

 

Agronegocios

      - Innovación del modelo de negocio: “pensar globalmente y actuar localmente”: la glocalización y la Responsablidad Social Corporativa (RSC) deben convertirse en ejes de la transformación de la cadena global de suministro.

      - Educación: se necesita cambiar la forma de comunicación hacia los consumidores, brindarles argumentos para la toma de decisiones, creando mayor conciencia sobre el tipo de alimentos que tienen en sus platos, si son saludables y además, sostenibles.

      - Imputación de costes reales: se necesita un proceso de revisión y reforma del sistema de cuentas globales para conseguir que los problemas ambientales tengan representación en los cuadros macroeconómicos, teniendo en cuenta el impacto económico sobre la sostenibilidad y la biodiversidad.

      - Intereses creados: actualmente los grupos de interés del sector tienen una posición dominante y demasiados incentivos económicos como para cambiar la forma de producción. Se sugiere el desarrollo de un nuevo marco económico, para promover todos los cambios citados anteriormente.

Vincet Rosso, cofundador y Director General de Consentio, destaca que la eliminación de jerarquías y hacer el modelo mucho más horizontal podría evitar tanto desperdicio de alimentos.

 

Gobiernos y agentes reguladores

Los desafíos a los que se enfrenta este grupo, son:

      - Marco regulatorio urgente: a nivel nacional e internacional, que promueva la cooperación, para que todos los agentes implicados se involucren en el compromiso de producir comida sostenible y saludable. Penalizando a aquellos que ejerzan prácticas contrarias a la legislación.

      - Liderazgo y coordinación: es crítico en todos los niveles de gobernanza, especialmente en el marco internacional. No existe una agenda de acción con prioridades para el futuro, debido a que muchos agentes gubernamentales no están coordinados con otros agentes implicados.

      - Incentivar la biodiversidad: se deben penalizar las malas prácticas y recompensar las sostenibles y saludables con el medio ambiente.

      - Promover la innovación del sector reduciendo las barreras de entrada y añadiendo incentivos para la implantación inmediata de soluciones Fodtech, de manera que los gobiernos también puedan influir en inversores privados, generalizando el uso de estos nuevos recursos y apoyando la colaboración internacional.

Emily Broad, Directora de la Clínica de Derecho y Política Alimentaria de la Harvard Law School, asegura que es prioritario establecer una mayor coordinación entre gobiernos y  agencias reguladoras para cumplir con los objetivos.

 

Emprendedores e Innovadores tecnológicos:

Uno de los grandes problemas es el alto nivel de inversión y el bajo número de casos de éxito que existen todavía, por lo que se necesitan inversores y financiación por parte de los gobiernos para poner en marcha un plan nacional de emprendimiento e innovación. La crisis del COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de apostar por la producción local para evitar desabastecimientos y desarrollar propuestas colaborativas con la industria agropecuaria. Las necesidades que se detectan son:

      - Promover granjas locales para producir alimentos suficientes para la comunidad.

      - Mercados de productores locales para la venta cooperativa.

      - Talleres educativos: usar estos mercados comunitarios para enseñar nutrición a los ciudadanos, poniendo el foco en lo saludable y sostenible.

      - Conexión directa entre productores y distribuidores locales de alimentos.

¿Cuál es el atractivo de invertir en una startup de Foodtech? Para Jon Etxeberria, fundador de BAIBA, es fundamental crear productos y servicios innovadores que impacten en toda la cadena de valor.

Construir relaciones de confianza con clientes, partners y proveedores, suma gran atractivo a una startup.

 

Defensores de los consumidores y ONGs:

Los retos identificados en este grupo y las soluciones para los mismos son:

      - Unión global entre consumidores y ONGs para conseguir una agricultura más nutritiva y ambientalmente sostenible. Que sea más rentable para los agricultores de todo el mundo. 

      - Cuentas de triple resultado: se debe promover que los inversores y equipos directivos de las empresas incluyan la sostenibilidad en su cuenta de resultados, como un indicador más de su desempeño empresarial.

      - Promover KPIs (key performance indicator) que permitan medir el impacto medioambiental de la cadena alimentaria.

¿Cómo asegurar que el origen, la producción y la distribución son medioambientalmente neutrales o positivos?

Para Simon Winter,  Director Ejecutivo de la Fundación Syngenta para la Agricultura Sostenible, la solución podría venir de la mano de Blockchain.

 

Inversores

Uno de los obstáculos para invertir es la escasa madurez del mercado Foodtech, así como la necesidad de que surjan empresas consolidadas, especialmente en el ámbito de la agricultura celular.

A pesar de ello, es indiscutible el potencial de esta nueva tecnología alimentaria, que ofrece grandes ventajas para la seguridad alimentaria global y la sostenibilidad. Además de, por supuesto, estudiar la rentabilidad de la inversión, las preguntas que debe hacerse un inversor frente a una oportunidad en el sector Foodtech, son similares a las que se hace en otros sectores emergentes:

      - ¿Es tecnológicamente posible?

      - ¿Cómo escala?

      - ¿Cómo se protege frente a la copia?

      - ¿Cuáles son las barreras legales?

      - ¿Cuál es el equipo promotor?

Sejal Ravji, Director de Innovación Abierta de Calidad Pascual, asegura que el inversor debe percibir un “propósito superior” al de ganar dinero; debe tener un perfil de inversor social.

Para este experto, los desperdicios alimentarios pueden ser una gran línea de negocio en el futuro, investigando alternativas y tecnologías que cambien el paradigma actual.

Se apunta la necesidad de promover programas de incubación y aceleración específicos para el sector.

En general, y para todos los grupos de actores involucrados, el liderazgo, la coordinación y la cooperación serán herramientas indispensables para lograr los objetivos a nivel global en la alimentación del futuro. Sólo afrontando y resolviendo gran parte de los retos descritos anteriormente se podrá dar paso a un Sistema Alimentario Sostenible.