​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Saltar al contenido
Mercado LEO

Mercado en órbita terrestre

El grupo de expertos del Future Trends Forum identificó varias oportunidades de negocio futuras en la creación de un mercado en LEO (falta en elace a la órbita):

         - Desarrollar las capacidades y la infraestructura necesaria para establecer programas de investigación y desarrollo en órbita baja terrestre.

         - Desarrollar una industria de turismo espacial más allá de los vuelos suborbitales en los que en la actualidad trabajan empresas como Blue Origin o Virgin Galactic. La opción podría pasar por estaciones espaciales privadas como las que planea Bigelow Aerospace, cuyo módulo BEAM lleva acoplado a la Estación Espacial Internacional desde el verano de 2016 y ha demostrado que es una opción más que viable viable, hasta el punto de que los socios de la EEI han decidido conservar el módulo a modo de espacio de almacenamiento, aunque ocasionalmente también se ha utilizado para desarrollar experimentos en su interior.

          - Ofrecer a gobiernos y agencias espaciales servicios que las liberen de ciertas tareas como por ejemplo ya está sucediendo con las misiones de suministro a la EEI que llevan a cabo Northrop Grumman, SpaceX, y en breve también Sierra Nevada Corporation. Lo mismo sucederá en breve con el lanzamiento de tripulaciones a la Estación pues está previsto que a lo largo de 2019 entren en servicio las cápsulas tripuladas de Boeing y SpaceX. Otras oportunidades de negocio pueden estar en el desarrollo de satélites de servicio que puedan reponer combustible a satélites ya en órbita o satélites capaces de eliminar basura espacial. El lanzamiento de satélites o sondas es también una oportunidad de negocio abierta a cada vez más empresas como Rocket Lab o SpaceX, que se están haciendo un hueco en un mercado dominado hasta ahora por las grandes industrias aeroespaciales de toda la vida.

           - La reducción en el coste de los componentes electrónicos y el desarrollo del estándar CubeSat para satélites de reducido tamaño son también una oportunidad para que cada vez más entidades educativas e incluso organizaciones no gubernamentales puedan acceder al espacio mediante el lanzamiento de estos pequeños dispositivos, ya sea directamente al espacio o desde la Estación Espacial Internacional mediante los lanzadores de NanoRacks o bien mediante el diseño y desarrollo de experimentos para ser llevados a cabo en el espacio a bordo de una estación espacial o de un satélite. Es una gran oportunidad, en opinión de nuestros expertos, para atraer a los estudiantes al ámbito STEM, Ciencia, Tecnología Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés. Las empresas podrían entrar en este segmento de negocio desarrollando los conjuntos de herramientas que permitieran a instituciones interesadas desarrollar y lanzar estos experimentos y satélites en miniatura. Otra opción es financiar este tipo de actividades mediante sus programas de responsabilidad social corporativa.

          - La publicidad también puede tener su sitio en órbita baja terrestre, ya sea patrocinando alguna de las actividades educativas citadas o con cosas tan simples como enviar alguno de sus productos para ser consumido en órbita o incluso con la mera inclusión de su imagen corporativa en un cohete, estación espacial, o satélite.

La mayor complicación de todo esto estaría en ser capaces de crear una demanda para todo esto, para lo que habría que empezar por ser capaces de comunicar claramente a los potenciales interesados cuál es la proposición de valor para ellos en cada una de las áreas identificadas así como los puntos diferenciadores únicos de cada una de ellas.

A su vez el poder definir esto exige la identificación no sólo de lo que ya existe en el mercado actual sino la identificación de nuevos productos con independencia de quién los ofrezca y ver su adecuación y posibles áreas de aplicación; también es importante valorar los costes de acceso tanto en lo que se refiere al lanzamiento como a la plataforma en la que se instalarían los proyectos.

Y no se trata de costes de acceso económico, por muy importantes que sean, sino de costes como la dificultad que puede suponer un marco regulatorio que no siempre facilita las cosas, como bien descubrió NanoRacks cuando se puso a trabajar en el lanzamiento a la Estación Espacial Internacional de un experimento desarrollado por universidades chinas.

En este sentido el papel de los gobiernos tendría que ser el de alentar, facilitar y, en último término, quitarse de en medio en la medida de lo posible cuando el mercado tenga un grado de madurez suficiente, igual que han hecho con anterioridad en otras muchas industrias. 

Los factores que impulsan una estación espacial comercial.

Conferencia de Michael Lopez Alegría, ex piloto de pruebas de la Armada de EEUU y astronauta de la NASA, consultor y speaker, en la XXXI reunión del Future Trends Forum sobre la Comercialización del Espacio.

Michael explica los motivos por lo que se hace necesario desarrollar una estación espacial comercial.

Oportunidades de la comercialización del espacio