​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Saltar al contenido

El portlet necesita configuración

Investigación en el Espacio

Investigación

Desde el día uno de la era espacial estamos investigando cosas acerca del espacio y en el espacio. El Sputnik 1 permitió estudiar la densidad de las partes más altas de la atmósfera por los efectos que el rozamiento con ella tenían en la órbita del satélite; la propagación de las señales de radio que emitía sirvió también para estudiar la ionosfera. Así que esta es probablemente una de las aplicaciones más comunes de la industria espacial a la hora de fabricar satélites, sondas espaciales y los instrumentos y sistemas que van a bordo de ellos.
 
Hasta ahora los clientes han sido fundamentalmente agencias gubernamentales –incluyendo las agencias espaciales– e instituciones como universidades y grandes laboratorios que investigan en prácticamente todos los campos como por ejemplo astronomía, ciencia de materiales, biología, etc.

Pero gracias a la popularización de los CubeSat, unos microsatélites que se fabrican con componentes estándar, lo que les da un precio muy asequible para tratarse de satélites, y al abaratamiento de los lanzamientos, hay cada vez más empresas que se están animando a lanzar sus propios experimentos al espacio ya sea para desarrollar nuevas tecnologías que vender a otras empresas o hacer sus propias investigaciones. Empresas como NanoRacks, que ayudan a instituciones y otras empresas en el proceso de diseñar sus propios experimentos y satélites y en el de ponerlos en órbita están abriendo aún más este segmento del mercado. 

 

De todos modos lo más previsible es que en el futuro, y en especial si hablamos de investigación básica, siga dominado por las inversiones realizadas por gobiernos, que en la actualidad rozan los 73.000 millones de Euros anuales y que para 2040 se estiman en unos 160.000 millones de Euros, aunque hay que tener en cuenta que este dinero también es el que financia la exploración espacial.

 

Los beneficios del espacio para la investigación científica

Entrevista a Álvaro Giménez, Director Fundación CSIC, en la XXXI reunión del Future Trends Forum sobre la Comercialización del Espacio

Álvaro destaca la capacidad de las empresas españolas para encontrar nuevas oportunidades en el espacio. En opinión de Álvaro, la comercialización del espacio permitirá hacer más ciencia con la misma inversión.

Oportunidades de la comercialización del espacio