Hitos de la era espacial

La era Espacial

A mediados del siglo XX, las grandes potencias del momento  (Estados Unidos y la Unión Soviética) comenzaron con las primeras actividades en el Espacio, dando comienzo a la Era espacial. 


A continuación detallamos sus principales hitos, puede acceder a detalle de los mismos aqui: 

 

1973

Primer laboratorio en órbita

Abandonada la Luna las dos superpotencias se centraron en la órbita baja terrestre, la NASA con la construcción del laboratorio espacial Skylab, activo durante aproximadamente seis meses entre mayo de 1973 y febrero de 1974, y la URSS con las estaciones espaciales de las series Salyut y Almaz, activas entre 1971 y 1986 y antecesoras directas de la Mir en el caso de las primeras, que a su vez estuvo en servicio de 1986 a 1996.

Pero el fin de esa rivalidad marcó también el principio de una era de colaboración, tímida al principio, que vio como el 17 de julio de 1975 se acoplaban en órbita por primera vez una nave estadounidense y una soviética en el marco del Proyecto de pruebas Apolo-Soyuz. Este proyecto fue, en cierto modo, el germen de la idea que llevó al acuerdo para la construcción de la Estación Espacial Internacional, en la que están presentes los Estados Unidos y Rusia como socios principales, pero con la colaboración de la Agencia Espacial Europea (ESA), la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

 


1998

Comienzo de construcción Estación Espacial Internacional

La construcción en órbita de Estación Espacial Internacional (EEI) empezó el 20 de noviembre de 1998, con el lanzamiento de Zarya, su primer módulo. En diciembre de ese mismo año se lanzó el módulo Unity, tras lo cual la Estación empezó a ser habitable, aunque hubo que esperar un par de años más a que estuviera permanentemente tripulada.

Sería a las 9:21:03 UTC del 2 de noviembre de 2000 cuando la Soyuz TM-31, con Yuri Gidzenko, de nuevo Sergei Krikalev y William Shepherd a bordo, atracara en la EEI y desde entonces nunca más ha estado sin tripulación.

En el tiempo que ha transcurrido la EEI se ha convertido tanto en un laboratorio de experimentación en numerosos campos científicos, sobre todo debido al hecho de que está en caída libre –como si no actuara sobre ella y sus contenidos la gravedad– como en un banco de pruebas para desarrollos tecnológicos tanto para su uso en tierra como en el espacio.


2004

Primera sonda al último planeta del sistema Solar

Pero en paralelo a las misiones espaciales tripuladas el lanzamiento del Sputnik también marcó el principio de toda una serie de lanzamientos de sondas de exploración y de satélites de exploración terrestre, así como de satélites artificiales para su uso comercial, aunque muchas veces vino precedido de un uso militar de la tecnología en cuestión.

En las seis décadas de la era espacial hemos sido capaces de enviar sondas a todos los planetas del sistema solar –Plutón, en 2014, fue el último que visitamos, aunque para cuando llegó allí la sonda New Horizons ya había perdido su categoría de planeta- y a unas cuantas de sus lunas, por no hablar de las sondas Voyager de la NASA que se dirigen hacia el espacio interestelar –aunque según cómo lo mires se puede considerar que ya están en él–. Esas sondas primero pasaban de largo, haciendo sus observaciones sobre la marcha, aunque luego fuimos capaces de colocarlas en órbita y más adelante de hacerlas aterrizar. En algunos casos incluso hemos colocado vehículos móviles sobre otros astros, como por ejemplo los Lunokhod soviéticos que entre 1970 y 1973 recorrieron la superficie de la Luna. También hemos sido capaces de traer muestras de vuelta de la Luna, del espacio, y de asteroides como Itokawa; incluso hemos sido capaces de colocar una sonda en órbita alrededor de un cometa –la sonda Rosetta de la ESA– y de poner un aterrizador –Philae– sobre su superficie.

También le hemos prestado atención a nuestro planeta, por supuesto, tanto con satélites de observación terrestre de distintos tipos y misiones como con satélites científicos que nos han permitido averiguar más acerca de la Tierra.


2012

El robot Cuiosity aterriza en Marte.

El 6 de agosto de 2012 el rover de la NASA Curiosity aterrizaba en Marte. Su misión, con una duración inicial prevista de dos años, fue extendida indefinidamente por la agencia en diciembre de ese mismo año visto lo bien que estaba funcionando el vehículo. Su objetivo es estudiar el clima y la geología marcianos y si alguna vez en el pasado puede haber tenido las condiciones ambientales necesarias para albergar vida microbiana, incluyendo la posible presencia de agua. También está midiendo el nivel de radiación que alcanza la superficie del planeta de cara a potenciales misiones tripuladas futuras.

Seis años y medio después de su aterrizaje Curiosity sigue trabajando sin problemas –aunque sus ruedas s están desgastando más de lo previsto inicialmente, lo que eventualmente puede convertirlo en una plataforma de observación fija– mientras espera la llegada del rover que la NASA enviará hacia Marte en 2020, basado en su diseño. En 2020 también está previsto que la Agencia Espacial Europea, en colaboración con Roscosmos, envíe su propio rover, bautizado como Rosalind Franklin en honor a la científica británica que contribuyó al descubrimiento de la estructura del ADN.Pero nada de esto hubiera sido posible sin sus predecesores, Sojourner, que después de aterrizar allí el 4 de julio de 1997 funcionó sobre la superficie del planeta durante 83 soles –días marcianos– cuando estaba previsto para durar 7 soles, 30 con suerte.

Y tras Sojourner vinieron Spirit y Opportunity, que aterrizaron en Marte en enero de 2004 y que estuvieron en servicio hasta 2011 y 2018 respectivamente, superando también con creces su duración prevista de 90 soles. 

 

2019
SpaceX lanza la primera cápsula tripulada  del Espacio 2.0

Aparte de haber revolucionado el mercado de los lanzamientos espaciales con el Falcon 9, el primer cohete de la historia cuya primera etapa es reutilizable y que es uno de los principales responsables del abaratamiento de los lanzamientos, SpaceX está a punto de hacer historia con la cápsula tripulada Crew Dragon.
Una de ellas –no tripulada en este caso– acaba de completar una misión de prueba a la Estación Espacial Internacional en la que todos los sistemas de a bordo fueron probados para comprobar que es capaz de atracar en la Estación y de volver de esta automáticamente. Las comprobaciones también incluyeron la del funcionamiento del sistema de soporte vital, algo que la Dragon de carga, que da servicio rutinariamente a la EEI no tiene.
Los resultados han sido, en principio, completamente satisfactorios, así que a falta de probar el sistema de escape de la cápsula en un nuevo lanzamiento de pruebas todo está prácticamente listo para lanzar la primera Crew Dragon tripulada hacia la Estación Espacial Internacional.
Será la primera cápsula tripulada desarrollada por una empresa privada que entre en órbita, todo un hito en la exploración espacial.

 

Aplicaciones de la industria espacial
  • La indiustria espacial

    Industria Espacial

    Cómo es la industria espacial actual.

    Ver más
  • Oportunidades de la comercializacion del Espacio

    Nuevas oportunidades

    Oportunidades y riesgos de la comercialización del espacio.

    Ver más
  • La comercialización del espacio en España

    El espacio en España

    Cómo es la comercialización del espacio en España.

    Ver más
  • Retos de la comercialización del espacio

    Retos

    Conclusiones y retos de la comercialización del espacio.

    Ver más