Elegir un buen nombre es importante… pero no tanto

Elegir el nombre de una startup es una decisión importante, pero no crucial. Más allá de cómo bautice un emprendedor su proyecto, la clave será que aquello que aporte valor a los consumidores.