Así será el futuro del empleo: creatividad e innovación, formación y poca antigüedad.

La creatividad y la innovación son dos de los rasgos que empiezan valorarse tanto en los contratados como en los candidatos a incorporarse.