Startups y grandes empresas: una alianza ganadora

La realidad demuestra que una alianza entre grandes empresas y startups puede generar importantes beneficios, aunque también importantes riesgos.