Las oficinas ‘inteligentes’ se imponen a las oficinas ‘idiotas’

El futuro sugiere que todos vamos a trabajar en oficinas con distintos grados de ‘inteligencia’