​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

La implantación de las nuevas tecnologías hace que la educación tradicional tenga que abrirse a otros horizontes, poner el acento en otros campos y ayudar a los más jóvenes a lidiar con un mundo digital.

World Innovation Summit for Education (WISE, es su acrónimo en inglés), cumbre internacional para la innovación en la educación, es un think tank formado por 15.000 expertos de todo el mundo que se reúne cada dos años en Doha, capital del emirato de Qatar.

Fundado y patrocinado por la Qatar Foundation, WISE celebrará este año, 2019,  su décima cumbre bienal, en la que el tema principal será “aprender-desaprender: qué significa ser humano”. Al igual que en las anteriores convocatorias, el objetivo de esta reunión será intentar hacer un boceto de las líneas de actuación que crearán sociedades más preparadas y ricas a través de la educación.

Fue esta organización la que advirtió, allá por 2014, que se impondría la formación online en detrimento de la escolar, el entorno de los alumnos o las organizaciones culturales en un plazo de 15 años. Igualmente pronosticó que el papel del profesorado pasaría de ser el protagonista de clases magistrales al de guía y consultor de los alumnos.  Se permitiría así que los alumnos tomen la iniciativa con mayor naturalidad, sean capaces de trabajar de forma más independiente, primando así sus habilidades por encima del conocimiento académico que, gracias a la tecnología, ya es de fácil acceso desde cualquier lugar en el que se encuentre el alumno.

El conocimiento puro y duro, la base teórica, ya no tiene que ser memorizada porque, en realidad, Internet nos da la posibilidad de resolver cualquier duda que se nos plantee con un solo golpe de click.

Un buen número de expertos de todo el mundo, además, optan por pensar que las nuevas metodologías de la enseñanza van a acabar de desterrar el viejo paradigma educativo del alumno que acude a clase, permanece una hora en silencio tomando apuntes y ni participa, ni aporta.

Como ya se habló en este blog, las flipped classroom (aulas invertidas) es una metodología donde el alumno trabaja en casa los conceptos básicos y luego los expone en clase. En el aula es donde el alumno pone en práctica los conocimientos que ha adquirido por su cuenta por medio de proyectos (colectivos o personales) que contarán con la supervisión del profesorado.

La tendencia de la educación nos dice que nos dirigimos a una educación mucho más personalizada gracias a la tecnología. El alumno podrá elegir los horarios, los contenidos y, sobre todo, la forma de aprenderlos contando con la ayuda de sus profesores como apoyo y guía.

Otra de las tendencias destacadas es la de promover la creatividad entre el alumnado. Países como Japón, como nos cuenta Patrick Newell, experto del Future Trends Forum de la Fundación Innovación Bankinter, en esta interesante ponencia sobre cómo funciona el sistema educativo en este singular país.

Pero, seguramente, a diferencia de los centros educativos actuales las escuelas del futuro formarán a sus alumnos en habilidades que hoy quedan fuera del entorno educativo. Será así como, reducido el tiempo que se dedica a la adquisición de conocimientos mediante la memorización, los alumnos recibirán formación en soft skills como hablar en público, saber trabajar en equipo o resolver problemas fuera de un entorno seguro.

Tampoco podemos olvidar que los niños ya no se entretienen fuera de casa y sin supervisión paterna. Los padres organizan las agendas de sus hijos con actividades extraescolares, por ejemplo. Es por ello que es necesario que las escuelas cumplan en el futuro la misión de instruir al alumnado en las habilidades sociales básicas. Con ellas, el alumno no solo será capaz de hacer nuevas amistades, también será capaz de establecer relaciones laborales o comerciales, en el futuro, con mayor solvencia.

Conoce otras iniciativas de educación innovadora haciendo click aquí.

Artículos relacionados

Más en nuestra web