Emprendedores 31 Mar 2020

Los cambios que traerá la pandemia del Covid-19 y que las startups deben tener en cuenta

Las startups afrontan grandes desafíos, pero también la consolidación de cambios que pueden generar nuevas oportunidades.

Las épocas de crisis pueden ser escenarios en los que se fraguan grandes cambios de la historia. Por poner algún ejemplo, la Peste Negra a inicios del siglo XIV ayudó a romper el sistema feudal europeo.

En tiempos más recientes, la pandemia de SARS de 2002-2004 afectó de forma muy negativa a la economía mundial, pero ayudó a catalizar el crecimiento del comercio electrónico, con el desarrollo de la hasta entonces una pequeña compañía llamada Alibaba. Un crecimiento impulsado por la ansiedad subyacente en torno al viaje y el contacto humano, similar a lo que vemos hoy con Covid-19.

Con la terrible situación que ha causado la expansión del Covid-19, ya estamos viendo señales claras de un cambio en el comportamiento de los consumidores y las empresas. Algunos de estos cambios son respuestas directas a corto plazo a las crisis. Sin embargo, otros continuarán a largo plazo, configurando los rasgos característicos de las empresas en las próximas décadas.

Las tres dimensiones del impacto

Las pandemias tienen un impacto directo en las dimensiones biológicas, psicológicas y económicas del mundo. Su intensidad varía según la tasa de mortalidad y morbilidad del patógeno en cuestión, así como el tiempo que tarda en propagarse.

En relación con el Covid-19, el impacto psicológico se puede observar en la población, pero también en los mercados de todo el mundo y en el conjunto de la economía.

La innovación a largo plazo y los cambios en las tendencias se producirán a medida que los consumidores y las empresas intenten seriamente normalizar el impacto en las dimensiones psicológicas y económicas, siempre que se alcance la contención y se resuelva el impacto biológico.

Una peculiaridad de este tipo de situaciones en que en ellas se aceleran los procesos de innovación, en lugar de ser causa directas de la misma. Dicho de otro modo, startups que ya existen pueden mejorar su posición de forma más rápida que en contextos de normalidad. Aquí contamos algunas de las macroinnovaciones que podemos esperar que se mantengan después del Covid-19:

1. Las cadenas de suministro se fusionarán en ecosistemas resilientes

Las cadenas de suministro mundiales se han orientado durante mucho tiempo para mantener la calidad relativamente constante mientras se reducen los costos en cada paso. Esto ha resultado en un riesgo de concentración significativo en términos de geografías y proveedores para la mayoría de las empresas. Sin embargo, la crisis actual está poniendo de relieve que existe una gran necesidad de un suministro de componentes más distribuido, coordinado y rastreable en múltiples geografías y proveedores, manteniendo al mismo tiempo economías de escala. En este modelo, será imprescindible el trabajo de startups dirigidos a la creación de plataformas globales que utilicen tecnologías sofisticadas como 5G, robótica, IoT y blockchain para ayudar a vincular múltiples compradores con múltiples proveedores de manera confiable.

2. Un entorno tecnológico para la administración y auge de las smart city

La irrupción del Covid-19 ha provocado que las administraciones se vean obligadas a reaccionar de forma rápida y ágil. Prueba de ello es que un país como China ha construido un hospital en solo diez días, o que Corea del Sur realizó pruebas rápidas de más de 200.000 de sus ciudadanos y usó teléfonos inteligentes para etiquetar el movimiento de los infectados, alertando a los no infectados de esos movimientos a través de actualizaciones en tiempo real. Una consecuencia de comprobarse los beneficios de acelerar los trámites administrativos es que, probablemente, viviremos un auge de las ciudades inteligentes, la digitalización administrativa y el big data. Esto generará una perspectiva favorable para el desarrollo de proyectos de startups en este campo, pero también una mayor agilidad en el cumplimiento de trámites administrativos para los nuevos proyectos.

3. Apoyo (digital) en bienestar mental

El Covid-19 será un acelerador para el trabajo remoto y la educación en línea. Esto repercutirá en diferentes aspectos, en especial quienes hayan de trabajar en remoto de forma indefinida, en aspectos como la moral, la motivación, la productividad e, incluso, la salud mental. Empresas como Github y Automattic, que se ejecutan principalmente en un modelo de colaboración remota, para potenciar la productividad y el trabajo colaborativo entre los mientos de un equipo. Otras, como Braive y Moment Pebble, se dirigen a ayudar desde la perspectiva de bienestar mental en problemas relacionadas con la soledad o el  aislamiento.

Si bien es cierto que a corto plazo, la situación no parece favorable, y las startups van a tener que lidiar con problemas importantes, sin duda, a largo plazo, las empresas que sepan entender los cambios que se van a producir, serán las que logren el éxito.

Artículos relacionados