IA y Legal

Legal

¿Cómo puede la inteligencia artificial crear un sistema legal basado en tecnología? Podemos hablar de esto desde dos puntos de vista, aplicar ley a la inteligencia artificial (con regulaciones como la GDPR) o aplicar inteligencia artificial a la ley

Históricamente los sistemas legales han sido poco tecnológicos, pero en el SXX con la revolución informática los servicios legales se han enfrentado a un nuevo paradigma, donde no sólo se han digitalizado los servicios, sino que se tienen que construir sistemas que combinen el conocimiento legal con la metodología y procesos tecnológicos, y por qué no, con la IA. Este hecho está cambiando por completo los servicios jurídicos, e incluso la administración judicial.

El razonamiento jurídico es, en esencia, un proceso algorítmico por naturaleza, y con la industria tecnológica jurídica, si cuenta con tanta confianza, podríamos regularizar la ley en su totalidad. La ley tiene estrategias para aprender, almacenar y retener información. Los conceptos jurídicos se almacenan jerárquicamente de manera parecida, con los conceptos de orden inferior supeditados a los del orden superior. Por esto la inteligencia artificial o el aprendizaje automático puede ser aplicables a este sector y transfórmalo al completo. 

Nuestra experta Lauren Dyson destaca las aplicaciones de la IA en ámbito policial: “En la mayoría de las comisarías de EE.UU. se utilizan algoritmos predictivos para decidir a dónde destinan a los oficiales de policía con el fin de prevenir el mayor número de delitos posible”, afirma.

Lo hacen no sin polémica, dado que se ha demostrado que a menudo estos sistemas perjudican a personas de color, a quienes atribuyen un mayor riesgo criminal.

Más aplicaciones de Inteligencia Artificial