IA y Marketing

Marketing

“El marketing está obsesionado con el aprendizaje automático, que tiene que ver con el reconocimiento de patrones y las predicciones basadas en datos”, afirma Adam West, director de Marketing de Satalia, compañía de IA que combina la optimización y el aprendizaje automático para resolver problemas de difícil optimización.

El aprendizaje automático tiene muchísimas aplicaciones dentro del área del marketing como por ejemplo:

 - comprobar el comportamiento previo del consumidor,

- hacer una predicción de cuándo va a dejar de ser cliente de una determinada empresa, 

- predecir el próximo producto que van a comprar y ofrecer un sistema de recomendación de productos,

- predecir la demanda de una tienda en concreto, permitiendo optimizar el inventario y de personal. 

 

El éxito de la IA en todas sus aplicaciones en marketing reside en la combinación entre el aprendizaje automático y la optimización de procesos. Esto últimos no permite aprovechar las predicciones del aprendizaje automático para acertar en la toma de decisiones.

 

IA y publicidad

Respecto a la publicidad y la Inteligencia Artificial, el desarrollo se basa en la capacidad operativa, es decir, en la forma de construir la marca.

Tradicionalmente las marcas hacían publicidad envolviendo sus productos es asociaciones emocionales y sociales, pero actualmente las marcas más valiosas enfocan la construcción de su marca alrededor de la innovación del producto.

Este cambio tiene su razón de ser en que los consumidores han cambiado su forma de descubrir el producto, antes íban a la tienda pero ahora le preguntan a Alexa cual es el producto más adecuado. Por lo que la influencia del marketing es cada vez menor. 

Photoslurp

Más aplicaciones de Inteligencia Artificial