Destrucción creativa de la salud

Destrucción creativa” es lo que propone el Dr Julio Mayol: “Destruyamos, creativamente, el modelo de servicios sanitarios, para reconstruirlo y hacerlo mejor. La ética de la prestación sanitaria no sólo depende de la buena intención, sino también de la calidad de los resultados”.

Doce años después de la declaración del inicio de la última crisis financiera, económica y social, se continúa debatiendo sobre el futuro de los sistemas sanitarios, analizando las causas de su decadencia, buscando culpables entre la cronicidad y la tecnología sin hallar soluciones definitivas.

Tradicionalmente en Europa los sistemas sanitarios han ido evolucionando en base a dos modelos: Bismarck un sistema de salud introducido en 1883 que se financia por cotizaciones sociales obligatorias y Beveridge que surgió en 1943 donde la financiación se realiza a través de impuestos generales.

Julio Mayol asegura que “ambos modelos de negocio han estado y están regidos por una arquitectura ética derivada del imperativo categórico kantiano: dada la buena intención en la provisión del servicio, la bondad del mismo es independiente del resultado obtenido. Esto es, el contrato social es de medios, no de resultados”.

Este modelo ha sido exitoso durante la segunda mitad del siglo XX, sin embargo, en el siglo XXI este sistema entra en una profunda crisis financiera desencadenada por varios factores:

  • Aumento de la población
  • Aumento de la expectativa de vida
  • Cronicidad de las enfermedades
  • Incremento del precio la tecnología

Revisando las causas encontramos que éstas son inherentes al propio modelo, que básicamente se pueden resumir en dos:

  • La "enfermedad de los costes" descrita por el economista William Baumol y aplicada a los servicios de salud, lo que se traduce en que, en el sector sanitario se produce continuamente un incremento de salarios que, a diferencia de otros sectores, no está vinculado al aumento de productividad.
  • Desconexión entre los resultados en salud y los costes descrita por el economista y profesor de la Universidad de Harvard, Michael Porter, que en su artículo "What is value in Health Care?" aborda el concepto de valor en el marco del sistema de salud.

Michael Porter asegura que todos los agentes en salud deben estar implicados para que el sistema funcione y los gobiernos deben encargarse de medir la calidad y los resultados en sistema sanitarios. Julio Mayol argumenta que todos los sistemas de salud actuales comparten tres características:

  • Difícilmente gestionables pero sí administrables: desconexión entre los resultados y los costes.
  • Impredecibles en su evolución: no se ha definido el resultado a obtener.
  • Insostenibles: obtener más resultados con la misma infraestructura, nunca se tiene lo suficiente, respecto a lo que se necesita. 

Hasta el momento las soluciones propuestas e implementadas han sido: proporcionar menor cantidad de servicios, o de menor calidad, o aumentar su precio, recurrir al voluntariado, externalizar la gestión o la provisión o aumentar la productividad mediante tecnología. Sin embargo, la implantación de todas estas medidas no ha generado resultados eficientes que puedan solucionar los problemas de nuestro tiempo.

De la innovación a la transformación de la sanidad

En un entorno tan complejo como el sanitario, son muy pocos los que reconocen que el modelo de prestación de servicios ya no es válido y debe ser transformado para conseguir una sanidad basada en valor.

Sir Muir Gray define los cinco grandes problemas de los sistemas sanitarios

En los últimos 50 años la salud ha mejorado de forma extraordinaria, gracias a los avances científicos, la inversión de capital y el desarrollo de los sistemas sanitarios. Sin embargo Sir Muir Gray, médico escocés y antiguo director de conocimiento del Sistema de Salud británico (NHS) asegura que todas las sociedades desarrolladas actualmente afrontan los mismos cinco problemas principales relacionados con los sistemas sanitarios:

1. Variación no deseada en resultados y calidad.
2. Daño a los pacientes.
3. Inequidad por el deficiente uso de los recursos.
4. Desperdicio de los recursos sin maximizar el valor.
5. Fracaso en la prevención de la enfermedad.

“Si no cambiamos cómo trabajamos y cómo vemos los problemas, resulta imposible que utilicemos un nuevo modelo de negocio o una nueva tecnología”. J.Mayol

La innovación tecnológica sin una reorganización del sistema no lleva realmente a beneficios y debe ser ejecutada en base a tres ejes:

  1. Innovación del modelo de negocio
  2. Innovación tecnológica
  3. Innovación social

La innovación social puede ser el punto de partida para liderar este cambio, en el que todos los agentes involucrados en salud deben entender y asumir que la ética de la prestación sanitaria, no sólo depende de la buena intención, sino también de la calidad de los resultados obtenidos.

Respecto a la innovación en el modelo de gestión, el punto de partida reside en cambiar el marco de financiación, hacia uno que se vincule al ciclo completo de cuidados y a los resultados tanto individuales como poblacionales.

Una sanidad de calidad y sostenible, precisa de una deconstrucción creativa que sólo la innovación puede traernos. En cada uno de los vértices del triángulo de la innovación; social, modelo de negocio y tecnológico, existen infinitas oportunidades para el progreso. 

Sistemas de información en tiempo real para transformar instituciones

La restructuración sistemática de la salud gracias a las tecnologías digitales es la respuesta para conseguir una atención sanitaria de alta calidad y a un precio asequible. 

William Haseltine comparte, en el siguiente video, un ejemplo de transformación del sistema sanitario que considera puede ser un buen ejemplo inspirador.

Se trata del cambio de modelo que ha logrado la New York University Langone y su hospital asociado, que durante un largo periodo de tiempo sufrió una crisis de reputación y su viabilidad económica empezó a caer en picado.

Como corolario del vídeo, diremos que la unificación de la información es el objetivo estratégico alrededor del que fundamentar los pilares de la transformación del sistema sanitario.

Ingeniería humana de procesos: un factor clave

Un concepto muy reiterado por los expertos del Future Trends Forum es el valor que tiene en la Salud Digital la ingeniería humana de procesos.

Para William Haseltine, es vital trabajar con las personas a todos los niveles; enfermeras, celadores, mantenimiento, compras, finanzas, cirujanos, auxiliares, para asegurarse que tienen los procesos que necesitan, para introducir los datos, entenderlos y usarlos de la mejor forma. Todos los procesos ejecutados han de permitir el funcionamiento de la organización y que además proporcionen los beneficios esperados, de forma tangible.

La Salud Digital debe acabar con los silos de información en las instituciones

La digitalización de la salud tiene algunos “daños colaterales” que han de tenerse en cuenta cuando hablamos de transformar e innovar a partir de la información y de su digitalización.

La verdadera digitalización ha de venir de sistemas integrales de información, en tiempo real, capaces de medir toda la actividad: de carácter asistencial, investigadora, administrativa o económica.

Digitalizando la Salud

  • Destrucción creativa

    Destrucción creativa

    La “Destrucción creativa” es lo que propone el Dr Julio Mayol

    Ver más
  • Avatar Digital

    Avatar Digital

    La figura del avatar digital será un elemento motivador del cambio de comportamiento de los pacientes

    Ver más
  • Información genética

    Información genética

    A pesar de la diversidad humana, toda persona merece ser tratada individualmente

    Ver más
  • Comportamiento individual del paciente

    Comportamiento individual

    La Salud Digital nos permitirá usar sistemas que nos inspirarán a mejorar nuestra propia salud

    Ver más
  • Salud como activo social

    Salud como activo social

    ¿Y si en vez de gastar en curarnos, gastamos en salud mental, nutrición o ejercicio físico?

    Ver más
  • Empoderamiento del paciente

    Empoderamiento del paciente

    Las personas que conviven con una enfermedad pueden mejorar la gestión de su dolencia

    Ver más