Skip to Content
Investigación en el Espacio

Investigación

Desde el día uno de la era espacial estamos investigando cosas acerca del espacio y en el espacio. El Sputnik 1 permitió estudiar la densidad de las partes más altas de la atmósfera por los efectos que el rozamiento con ella tenían en la órbita del satélite; la propagación de las señales de radio que emitía sirvió también para estudiar la ionosfera. Así que esta es probablemente una de las aplicaciones más comunes de la industria espacial a la hora de fabricar satélites, sondas espaciales y los instrumentos y sistemas que van a bordo de ellos.
 
Hasta ahora los clientes han sido fundamentalmente agencias gubernamentales –incluyendo las agencias espaciales– e instituciones como universidades y grandes laboratorios que investigan en prácticamente todos los campos como por ejemplo astronomía, ciencia de materiales, biología, etc.

Pero gracias a la popularización de los CubeSat, unos microsatélites que se fabrican con componentes estándar, lo que les da un precio muy asequible para tratarse de satélites, y al abaratamiento de los lanzamientos, hay cada vez más empresas que se están animando a lanzar sus propios experimentos al espacio ya sea para desarrollar nuevas tecnologías que vender a otras empresas o hacer sus propias investigaciones. Empresas como NanoRacks, que ayudan a instituciones y otras empresas en el proceso de diseñar sus propios experimentos y satélites y en el de ponerlos en órbita están abriendo aún más este segmento del mercado. 

 

De todos modos lo más previsible es que en el futuro, y en especial si hablamos de investigación básica, siga dominado por las inversiones realizadas por gobiernos, que en la actualidad rozan los 73.000 millones de Euros anuales y que para 2040 se estiman en unos 160.000 millones de Euros, aunque hay que tener en cuenta que este dinero también es el que financia la exploración espacial.

 

The benefits of space for scientific research

Álvaro highlights the ability of Spanish companies to find new opportunities in space. According to Álvaro, the commercialization of space will allow more science to be made with the same investment.