​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Entre las propuestas que reciben, aquellas que vienen con referencia por otro inversor o emprendedor, al igual que aquellos proyectos cuyos fundadores acrediten experiencia previa serán las que tengan más opciones.

En el universo startups, todos hemos escuchado multitud de historias de emprendedores. Desde aquellos que acabaron logrando un ‘exit’, tal y como habían planeado, hasta los que lograron convertir su proyecto en un próspero negocio, sin olvidar esos que fracasaron estrepitosamente después de tenerlo todo para triunfar. Sin embargo, las verdaderas historias en el mundo de los emprendedores, poco o nada tienen que ver con aquello que nos han contado. Al menos, si atendemos a lo que dicen quienes han creado sus propias startups, buscando recursos para financiarlas, y luego han estado en el bando opuesto, en el lado de los inversores, invirtiendo en nuevos proyectos.

Es muy bueno prestar mucha atención a sus recomendaciones y sus experiencias, para así tratar de anticiparse a ciertas situaciones y sacarles el máximo partido. Eso sí, lo que deber tener en cuenta en todo momento es que la honestidad es uno de los valores más en alza en el universo emprendedor, así que tendrás que aferrarte a ella para convencer a los Venture Capital que apostar por tu startup es la mejor decisión que tomarán, al menos ese día.

Pero más allá de eso, una de las claves que apuntan quienes han emprendido y ahora financian startups, es que los fondos de Venture Capital suelen preferir aquellos proyectos que están orientados a aportar valor en los sectores tecnológicos más punteros del momento. Por ejemplo, ¿que está en alza la tecnología Blockchain o la Inteligencia Artificial? Pues bien, serán más propensos a escuchar las ideas que quieran prosperar en estos mercados.

De este primer consejo, además, se puede extraer otro. Como una gran parte de las startups surgen en los sectores más punteros del momento, puesto que sus fundadores saben que ahí tendrán más posibilidades de obtener la financiación, suele ocurrir que muchas de ellas ofrecen productos o servicios que, a buen seguro, los inversores ya han escuchado en boca de otros muchos emprendedores. Es decir, esa idea ya existe de un modo u otro. Entonces aquí resulta clave preguntarse: ¿por qué van a invertir en mi idea si existen otras muchas similares a la mía?

 

Es importante tener contactos 

Pero, más allá del mercado concreto donde quiera aterrizar la startup o de si existen productos y servicios más o menos similares a los que proponen sus fundadores, lo cierto es que los Venture Capital valoran otros factores a la hora de decidir sus inversiones. A tenor de lo que cuentan quienes han estado en ambos bandos, una baza a la que recurren muchos emprendedores es tener los contactos adecuados y poder acceder a los inversores de forma sencilla y fiable. Estos siempre atenderán los consejos tanto de otros inversores como de aquellos emprendedores cuyas startups ya han financiado previamente. De igual forma, los VC’s también valoran positivamente las ideas de aquellos fundadores que o bien acreditan experiencia en el sector o que, incluso, han puesto en marcha algún proyecto propio.

Pero, ¿por qué ocurre esto? Porque los fundadores cada vez son menos cuidadosos a la hora de entrar en contacto con los fondos de Venture Capital que podrían financiar sus proyectos. Son muchos los emprendedores descuidados que no prestan toda la atención que requieren los emails en los que presentan su proyecto. En lugar de realizar una exhaustiva investigación para tratar de descubrir a aquellos inversores que más podrían estar interesados en sus ideas, prefieren enviar comunicaciones de forma masiva para intentar llamar al mayor número posible de puertas, fracasando en la mayoría de los casos. De ahí que los emprendedores tengan que ser cada vez más cuidadosos a la hora de entrar en contacto con los inversores.

No solo porque estos reciban cada día más propuestas, sin posibilidad de atenderlas todas, sino también porque estos cada vez se decantan más por la valía de aquellas personas que le presentan las ideas.

 

Las personas por encima de todo

De la misma forma que los contactos juegan un papel fundamental a la hora de acceder a los inversores y fondos que se dedican a financiar startups, estos cada vez prestan más atención a la persona que se sienta frente a ellos a exponerles sus ideas y tratan de valorar si es la persona idónea para ponerlas en marcha. “Cuando apoyo a una empresa en sus inicios, apoyo al fundador, ante todo. Va a ser un largo viaje y probablemente esté lleno de baches mientras. Quiero entender por qué estás en una posición única para desafiar las probabilidades y construir una gran y duradera compañía”, comenta Stephanie Palmeri, del fondo Uncork Capital.

Son muchos los inversores que consideran que los emprendedores de éxito comparten una serie de características. Ya sea la pasión, el ingenio, el talento, el apetito por arriesgar… Pero lo cierto es que, se tengan o no esas aptitudes, se pueden construir para acabar construyendo una startup que acabe siendo un éxito. La clave es tener la total y absoluta convicción de que el proyecto que vas a liderar puede acabar siendo un unicornio, y siempre hablar de esa idea con tal entusiasmo que acabe por convencer a aquellos inversores con los que tengas oportunidad de charlar. Explícales el concepto de forma clara y sencilla, y no escondas ni un solo de los datos con los que cuentes. Como ya hemos comentado, la honestidad es de vital importancia.

Artículos relacionados

Más en nuestra web