Blockchain lleva años postulándose como la tecnología que permite realizar transacciones con desconocidos sin necesidad de confiar en ellos, ya que la confianza va embebida en la tecnología.

Recientemente hemos hablado sobre Trusttech, término que engloba una serie de soluciones tecnológicas que atacan el problema de la (des)confianza.
En esta categoría se encuadran las soluciones denominadas de Blockchain (en general, y con más acierto, soluciones con tecnologías de contabilidad distribuida o DLT (Distributed Ledger Technology)). Una de las características más llamativas de este tipo de soluciones es que no existe una autoridad central que ejerza de árbitro y verificador.

¿Qué es Blockchain?

Blockchain no es en sí una tecnología, sino una combinación de tecnologías que permiten realizar transacciones de manera compartida, consensuada e inmutable. Blockchain es una base de datos distribuida (existen copias de la misma en todos los nodos participantes), controlada en común por todos los usuarios, que almacenan y comparten información.

Blockchain hace uso de la tecnología P2P (peer-to-peer), es decir, redes descentralizadas donde todos los nodos de la red son iguales y se hablan entre todos ellos de manera directa.
Blockchain hace uso también de criptografía, de manera que la información se transmite y guarda de un modo extremadamente seguro, respetando la identidad y privacidad. Cuando se registra un dato o transacción, se hace por consenso de los nodos, aplicando la teoría de juegos después de que uno de los nodos haya hecho uso de criptografía avanzada para verificar los datos.
Además, Blockchain es un registro inalterable, es decir, no permite borrar o reescribir lo ya registrado, que además es visible para cualquier participante de la red, añadiendo transparencia.

¿Por qué Blockchain?

Blockchain es la solución tecnológica subyacente a Bitcoin -lo que a veces lleva al error de no distinguir Blockchain de Bitcoin-, pero ahora ya se está aplicando a campos tan diversos como la trazabilidad alimentaria, el registro de garantías mobiliarias e inmobiliarias, registros de propiedad o soluciones relativas a la identidad digital.

Blockchain es una solución que puede utilizarse, en teoría, para registrar de manera inmutable y transparente cualquier tipo de dato: transacciones, votos en unas elecciones, inventarios de productos, identificaciones personales, escrituras de viviendas, etc. Los valedores de este tipo de soluciones apuntan las siguientes ventajas de Blockchain:
  • Inmutabilidad: No se pueden modificar los datos una vez han sido validados por los nodos. 
  • Transparencia: Todos los nodos pueden ver la realización de transacciones o los cambios del valor de los datos.
  • Seguridad: Mediante criptografía y claves públicas y privadas, este tipo de sistemas es muy difícil de piratear, robar o secuestrar.

Blockchain y confianza.

Para ilustrarlo con un ejemplo, que además es donde más implantaciones en producción existen, mencionaremos las cadenas de suministro de alimentos:
Consiste en crear una red colaborativa de productores, procesadores, mayoristas, distribuidores, fabricantes, minoristas, consumidores y cualquier otro actor involucrado en el proceso de la cadena de suministro de alimentos. Estas soluciones conectan a los participantes a través de un registro autorizado, inmutable y compartido sobre la procedencia de los alimentos, detalles de procesamiento, fechas en las que se hacen ciertos procesos, temperaturas medias en distintos pasos de la cadena, lo que mejora la visibilidad y determina la responsabilidad de cada parte. 
Este ejemplo nos permite ver por qué Blockchain sirve para aumentar la confianza: El consumidor final, desde una aplicación, puede ver todo el historial del producto que va a comprar. No tiene por qué fiarse de nadie, porque la confianza se la brinda la solución. 

Estas soluciones permiten verificar la confiabilidad de individuos, grupos de personas, empresas y servicios, bajo un principio de confianza distribuida o, mejor dicho, de distribución de la confianza. Hasta ahora, la generación de confianza en la sociedad está ligada en muchos casos a actores centralizados, que, en determinados momentos, han demostrado ser poco confiables. En un sistema Blockchain, la creación de confianza se traslada a la tecnología y a una red distribuida de usuarios que garantizan la transparencia y la inmutabilidad. En teoría, esto hace posible sacar al actor central, como puede ser el abogado o la plataforma de redes sociales, completamente fuera de la "ecuación de confianza".

Son muchas las empresas y administraciones públicas de todo el mundo que están investigando y experimentando con Blockchain. Todos ellos, teniendo como uno de sus principales objetivos, el de generar confianza entre las partes involucradas en los procesos. Desde plataformas de compra-venta entre particulares, hasta participación en inversiones colectivas, los ámbitos de aplicación son enormes: trazabilidad, identidad digital, contratos automáticos (utilizando los denominados smart contracts), sistemas de pago con activos digitalizados, o sistemas de fidelización y recompensa, son algunos de los campos en los que la confianza residirá en la solución tecnológica.

Un ejemplo muy reciente de aplicación de Blockchain lo podemos encontrar en el negocio de la compra-venta de teléfonos móviles de segunda mano: con Blockchain se establece un  mercado donde es la oferta particular y la demanda particular la que establecen los precios, de manera que los compradores tienen acceso a teléfonos usados a buen precio, y a la vez, los vendedores capturan el valor real de sus teléfonos. No se necesitan intermediarios porque es la plataforma Blockchain la que garantiza la necesaria confianza para realizar las transacciones.

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Más en nuestra web

  • Memoria 2016

    Memoria de actividades de la Fundación Innovación Bankinter en 2016. 

    08 feb 2017 | fundacion
  • David Weinberger
    David Weinberger

    Investigador Senior en Centro Berkman para Internet y Sociedad de la Universidad de Harvard