​Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Politica de cookies

Emprendedores 21 Abr 2020

Riesgos y oportunidades: así están viviendo las startups esta pandemia

Ante el decreto del estado de alarma y el confinamiento, las startups y los emprendedores han visto surgir ciertos riesgos con los que no contaban, así como crecer ciertas oportunidades.

Cuando comenzó el 2020, la premisa era que este año sería mejor que el anterior. Y aunque para otros sectores puede que sí que lo esté siendo, lo cierto es que para los emprendedores no ha sido del todo así. Aquellos que apostaban por levantar una ronda de financiación durante el primer trimestre de este año o recoger los frutos del ejercicio anterior, han experimentado diversas situaciones que para ningún sector eran predecibles. ¿Acaso alguien contaba con que una pandemia paralizarse el mundo? De ahí que sean muchos los que tengan que dibujar un escenario totalmente nuevo.

Nuevos riesgos a los que enfrentarse...

Las consecuencias de la crisis para algunos sectores como el turismo o la hostelería no se han hecho esperar. A pesar de la calidad y el buen servicio que pudieran ofrecer las startups involucradas en esos mercados, el virus y el estado de confinamiento no ha tenido compasión. No obstante, para aquellos sectores que aún con el estado de alarma en vigor se mantienen activos, es preciso tener en cuenta los riesgos que para ellos puede suponer.

Las plataformas de ‘e-commerce’ que presentan solicitudes masivas, se han encontrado con el problema de no poder garantizar la durabilidad de su ‘stock’. Pese a contar con una gran demanda, pueden quedar expuestas a no lograr satisfacer al consumidor. Esta situación les ha obligado a renegociar las condiciones con proveedores capeando, además, las innumerables trabas con las que se está encontrado cualquier compañía en la cadena de suministros. Un claro ejemplo son los proveedores de material sanitario como desinfectante, mascarillas, guantes y hasta el papel higiénico.

Unido a esto, y teniendo en cuenta la controversia que puede generar, existe el efecto dominó que ha tenido la posterior entrega de los pedidos. Pese a la enorme cantidad de trabajo al que hacer frente, las compañías que ofrecen servicios de mensajería podrán ver frenado su crecimiento y, tal vez, deberán plantearse si es buen momento para el fichaje de nuevo personal. ¿Cuántos candidatos acudirán a la oferta en mitad del confinamiento? ¿Cómo garantizar la responsabilidad e higiene del servicio? Al final, el cumplimiento de las fechas de entrega debe ser la prioridad máxima, sin descuidar en ningún momento el bienestar del personal. Eso sí, si existe un riesgo también existe una oportunidad… ¿Se podrían agilizar los envíos mediante otros dispositivos como, por ejemplo, drones?

Por su parte, algunas plataformas ya han dado a conocer el riesgo que existe de que sus servidores puedan sufrir colapsos por la enorme cantidad de usuarios que acceden de forma simultánea. De ser así, las startups tendrán que tomar medidas de forma inmediata. Tendrán que comprobar la persistencia de sus sistemas, evaluar los procesos que se ejecutan en sus plataformas, adecuarse al uso que los usuarios hacen de las mismas, evaluar las posibilidades de escalabilidad… Todo ello para brindar un mejor soporte y evitar que, pese a la gran demanda de sus servicios o productos, los clientes se esfumen.

… grandes oportunidades que aprovechar

Ante una premisa que quizá supone una serie de riesgos tan relevantes, es posible preguntarse: ¿cuáles son las oportunidades que enfrentan las startups hoy? Teniendo en consideración que para ciertos emprendedores está provocando mayores beneficios, para otros ha sido el empujón que ha permitido replantear su modelo de negocio.

Sin lugar a dudas, una de las grandes beneficiadas de la situación ha sido la startup creadora de Zoom, la aplicación que se ha convertido en el fiel compañero del confinamiento de muchos ciudadanos de todo el mundo. Desde una videollamada de trabajo hasta una celebración de cumpleaños, pasando por las reuniones cibernéticas entre amigos. Lo cierto es que a pesar de lo funcional que ha resultado, recientemente se ha visto comprometida en la filtración de más de 500.000 contraseñas de sus usuarios. La popularidad que había llevado al éxito a la compañía, también ha dejado entrever sus debilidades, que no son otras que sus grandes problemas de seguridad.

Por su parte, servicios de transporte como Cabify, además de ofrecer de manera gratuita el traslado a cualquier sanitario, han incorporado también la recogida de pedidos que se deban recibir el mismo día. Con la opción Cabify Envíos, se pueden realizar entregas en un plazo de tiempo muy reducido. Aunque la celeridad a la hora de presentar dicho servicio le ha provocado ciertos contratiempos, ya que la Comunidad de Madrid ha asegurado que la aplicación "no reúne los requisitos establecidos para la intermediación en el transporte de mercancías por carretera".

Otras aplicaciones de reparto como UberEats y Deliveroo también han evolucionado en mitad de la pandemia y han incorporado nuevos servicios para así adaptarse al nuevo escenario, donde los usuarios pasan el día entero en casa. ¿Qué quiere decir esto? Que, siguiendo los pasos de otra startup como Glovo, ya ofrecen la posibilidad de hacer la compra desde desde sus plataformas, al igual que hacíamos al realizar pedidos de comida, y hacer seguimiento al repartidor hasta que llegue a casa.

En líneas generales y con base en el testimonio de emprendedores, startups y el resto de los ciudadanos, lo que se vive hoy es una de las mayores crisis sanitarias para el mundo en general. Es por ello que ante este hecho, la rapidez con la que se logren adaptar las startups será crucial para su supervivencia. Estos momentos son los que brindan un aprendizaje mayor, pero exigen de la misma manera un compromiso de parte de aquellos que deseen crear, crecer y prosperar.