Blockchain

Criptomonedas ¿Serán la base de la economía digital del futuro?

Criptomonedas ¿Serán la base de la economía digital del futuro?

La evolución de las criptomonedas ha sido desigual, pero las nuevas tecnologías y las tendencias económicas auguran que pagar en criptomonedas en el futuro cercano no será ciencia-ficción.

Las criptomonedas dan mucho que hablar. Su relativamente nuevo o aún poco conocido protocolo blockchain, el enorme consumo eléctrico o la especulación aparecen con frecuencia en los periódicos. Y, sin embargo, bancos emisores de todas las naciones y bancos centrales de todo el mundo plantean la posibilidad de criptodivisas fiat, criptomonedas respaldadas por estados.

¿Cuánto valen las criptomonedas?

A fecha de 8 de septiembre de 2021, el mercado global de las criptomonedas supera los 2 millones de millones de dólares estadounidenses. En términos europeos, 1,69 billones de euros. Aunque parece mucho, no lo es. Por comparar, el mercado global de las 5.000 empresas más grandes del planeta supone un total de 92.709 billones de dólares, o 78.203 billones de euros.

Por descontado, el mercado mundial es enormemente más amplio. Solo el oro ya supone unos 9.736 billones de euros, y la plata cerca de 1.176 billones de euros. Todo referido a la misma fecha. Dicho de otra forma, las criptomonedas tienen muy poco valor con respecto a otros activos.

Como prácticamente ninguna criptomoneda ha sido respaldada por otros activos (salvo algunas excepciones como Tether, respaldada en dólares; Digix y PAX Gold, respaldadas por oro; o Petro, respaldada por el Gobierno Nacional de Venezuela) sus valores son altamente volátiles. Su precio cambia con rapidez, y solo dependen del valor que les de la gente que las usa.

¿Se están estabilizando las criptomonedas?

En la práctica, esto significa que las criptomonedas no son, al menos en la actualidad, un activo estable. Tampoco son dinero, o al menos no dinero aceptado de forma universal. En términos globales, el número de comercios online que admiten criptomonedas tiende a cero y los que sí lo hacen admiten solo una fracción de ellas.

Sin embargo, podrían ser dinero en algún momento. Según algunas teorías económicas, con foco en la escuela austriaca, un valor (trigo, ganado, cobre, oro, dólares, …) se hace más estable a medida que se usa y es aceptado por más agentes del entorno. Históricamente ha sucedido así, con matices, aunque valores futuros no tienen por qué seguir este comportamiento.

Por un lado, el valor que tiene un bien depende de la aceptación social y solo oscila rápidamente en las primeras fases de aceptación. Luego, tiende a estabilizarse. Cuando muchas personas comparten un mismo medio de pago, lo que esperan es que este no sea volátil. Cuanto más volátil, más será usado para especular, mientras que cuanto menos volátil, más será usado como dinero.

Históricamente, cuando cierto bien es ampliamente aceptado como medio de pago, ese algo tiende a estabilizar su precio y por tanto su valor, porque más agentes adquieren ese algo para hacer pagos e incluso para realizar su contabilidad. El valor se consolida y, aunque no es estático, su volatilidad sí está relativamente acotada, especialmente si se empieza a usar como medio contable.

Hubo un momento en que la contabilidad se hizo en grano, en cabezas de ganado, en metales valiosos, y finalmente en moneda fiat (respaldada por bancos centrales). Y una posibilidad futura es que algunas criptomonedas sean usadas como sistema de contabilidad, además de como sistema de almacenar valor y de hacer pagos. Las criptomonedas podrían convertirse en dinero.

Consumo de energía, el talón de aquiles de las criptomonedas más frecuentes

El punto fuerte de las criptomonedas como sistema contable y como dinero (o proto-dinero) es la fiabilidad de la red. El punto débil es sin duda el enorme consumo eléctrico de sus pruebas de trabajo (proof of work), un protocolo muy usado en redes descentralizadas como blockchain y protocolos hash de los que dependen la criptografía actual de las criptomonedas.

En el caso del bitcoin y otras criptomonedas, la prueba de trabajo es un elemento clave que permite la autentificación de las transacciones. Dicho de otra forma, es un modo excepcionalmente fiable para que nadie pueda engañar a otros usuarios y presentar libros de contabilidad falsos o con erratas. Con la tecnología actual, atacar redes descentralizadas basadas en criptografía con pruebas de trabajo es casi imposible.

Sin embargo, esta misma prueba de trabajo es la que hace que el consumo eléctrico de minar criptomonedas —un proceso de verificación criptográfica que permite añadir información fiable a las cadenas de bloques— se acerque al consumo de países enteros. Este modelo de criptomonedas no es sostenible, aunque eso no significa que todas las criptomonedas lo sean.

Por ejemplo, IOTA es un tipo de criptomoneda cuya verificación no exige un consumo creciente de energía. Sin ser este nulo, sí se parece más al consumo de las actuales transacciones bancarizadas, pero con un grado de fiabilidad bastante más elevado. Además, en 2017 ya eran muchas las criptomonedas que usaban protocolos menos energéticos, y se espera que baje.

Criptomonedas como dinero, ¿o dinero fiat con rasgos criptográficos?

Una alternativa a la optimización de los algoritmos de verificación criptográfica de las criptomonedas es la criptomonetización del dinero fiat, es decir, agregar protocolos criptográficos a las transacciones de moneda fiat (la respaldada). Así, se han planteado debates sobre divisas criptográficas construidas sobre dinero respaldado, monedas virtuales con muchas ventajas.

Los bancos centrales ya se han planteado emitir criptodólares más allá de stablecoins que lo usen como respaldo, con detractores; euros criptográficos, también con muchas críticas; yenes digitales, actualmente en pruebas piloto, o yuanes criptográficos, llamados DCEP o moneda digital para pagos electrónicos, por sus siglas en inglés.

Si los pagos con criptomonedas siguen siendo vistos con recelo, por los problemas que tienen, más recelo provoca el cambiar completamente el sistema de verificación de transacciones, por lo mismo. Sin embargo, no es la primera vez que se han hecho cambios para mejorar la seguridad del dinero. De hecho, ocurren constantemente lejos de la atención de los usuarios.

El trueque dio lugar al intercambio con base en oro mediante letras de cambio, y este dio lugar a los giros, cheques o dinero fiat. Este ha evolucionado una infinidad de veces, añadiendo todo tipo de mecanismos de seguridad tanto en billetes y monedas físicos como a través de pagos electrónicos. En este sentido, las criptomonedas fiat serían el siguiente paso lógico.

Te puede interesar

Si queremos conquistar el espacio exterior, la primera parada tiene que ser la Luna

Si queremos conquistar el espacio exterior, la primera parada tiene que ser la Lun[...]

Los proyectos más innovadores y atrevidos ponen la vista en nuestro satélite a la hora de plantear cómo podemos descu[…]

Leer más
¿Cuáles serán las habilidades más demandadas en la Economía Digital?

¿Cuáles serán las habilidades más demandadas en la Economía Digital?

El futuro del trabajo pasa por nuevas habilidades y capacidades profesionales. Jeff Selingo nos presenta las más demand[…]

Leer más
¿De qué depende que podamos llegar a vivir hasta 150 años?

¿De qué depende que podamos llegar a vivir hasta 150 años?

Nuevos estudios sobre la esperanza de vida de las personas apuntan a que no podremos vivir más de 120 o 150 años. ¿A […]

Leer más

Más sobre este experto

Cultura y liderazgo: las claves del éxito de la transformación empresarial

Cultura y liderazgo: las claves del éxito de la transformación empresarial

Las empresas del futuro sólo serán exitosas si son respetuosas con las personas y el planeta y tienen en consideració[…]

Leer más
La inversión local en startups españolas se recupera y gana terreno al inversor extranjero

La inversión local en startups españolas se recupera y gana terreno al inversor [...]

La inversión extranjera se mantiene en volúmenes récord en comparación con otros años, y por primera vez los fondos[…]

Leer más
La edición genética adelanta por la derecha a la naturaleza: es el momento de crear mejores cultivos

La edición genética adelanta por la derecha a la naturaleza: es el momento de cr[...]

¿Pueden las nuevas técnicas de edición genética en agricultura dar con soluciones para hacer frente a la crisis clim[…]

Leer más